A Puerto Rico en general lo tortura, y muchos consideran impagable, una deuda de sobre $70 mil millones.

A la Federación Puertorriqueña de Voleibol le pasa algo a menor escala, pero igual de preocupante: la controvertida deuda de $92,000 con dos refuerzos dominicanas a las que no se les pagó la totalidad de su salario cuando jugaron con las Pinkin de Corozal en 2013, razón por la cual Norceca, el organismo que regula el voleibol a nivel regional en Norteamérica y el Caribe, no permite que jueguen refuerzos en la liga boricua hasta que no se salde.

Aunque la Liga Superior Femenina de Puerto Rico aprobó jugar con refuerzos en la temporada que comenzará el 12 de febrero, luego de no hacerlo en la de 2019, y en determinado momento creyó que llegaría a un entendido con Norceca, presidida por el dominicano Cristóbal Marte, ahora parece cifrar sus únicas esperanzas en el resultado de un pedido que se le hiciera por carta con fecha del 3 de enero a la Federación Internacional y su director general, Fabio Azevedo.

“Marte insiste en que la deuda es de $92,000”, dijo el Dr. César Trabanco, presidente de la federación boricua, “y nosotros argumentamos que no es así”.

“Los intereses de la deuda que fuera evidenciada totalizan la suma de $13,232.80”, agregó en la carta enviada a la Internacional. “No obstante, el Sr. Marte nos ha comunicado que, aunque la misma se pagó, todavía quedan a deber los intereses sobre intereses que hoy ascienden a $92,000.00 dólares”.

“Aun cuando discrepamos de la matemática utilizada originalmente para llegar a los $13,232.80 en tanto dicha cantidad había sido aceptada hace unos años atrás por la anterior administración de la FPV, estamos dispuestos a entregarle y consignar en la FIVB la cantidad de $13,232.80 dólares, más el 6.50% del interés legal aplicable a Puerto Rico sobre las deudas ($860.13 anuales), esto es $4,300.65, y de esta forma poder obtener el permiso de la FIBV para poder jugar con refuerzos de cualquier parte del mundo durante la presente temporada mientras se dilucida finalmente esta controversia”, agregó la comunicación.

“Nosotros en Puerto Rico nos proponemos a jugar con refuerzos durante esta temporada 2020 y nuestro único mecanismo para poder hacerlo es a través de la FIVB, y sea dicha entidad la que nos otorgue el aval para participar con refuerzos durante la temporada 2020”, concluyó. 

El Dr. Trabanco dijo que incluso trató de hablar sobre el tema con Marte la semana pasada durante la celebración del Preolímpico en Santo Domingo, “pero él estaba demasiado ocupado con el evento”.

“Pero simplemente no es justo que todos los otros equipos en Puerto Rico sufran por lo que era la deuda de un solo equipo”, agregó.

“Lo único que nos queda es la respuesta de la Federación Internacional y ya estamos casi a mediados de enero, cuando la temporada debe comenzar el 12 de febrero siempre y cuando no sufran daños algunas de las canchas por los terremotos”.

El propio Trabanco indicó que su oficina médica en Ponce sufrió daños severos el 7 de enero por un terremoto y deberá estar cerrada por reparaciones durante dos a tres meses.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*