La Federación Puertorriqueña de Voleibol acogió como bueno un planteamiento hecho inicialmente por el apoderado de las Criollas de Caguas y anuló el regreso de las Pinkin de Corozal para la temporada que está señalada para comenzar el 24 de enero.

Según supo The Gondol, Lilly Rojas permanece como apoderada de franquicia de Corozal, tal como se había aprobado, pero no podrá correr su equipo hasta la temporada de 2021.

El planteamiento hecho por Francisco ‘Furiel’ Ramos, apoderado de las pentacampeonas Criollas de Caguas, era que la aprobación del regreso de la franquicia de Corozal para esta temporada violaba el reglamento de la Federación, en el sentido de que el mismo prohíbe la aprobación de nuevas franquicias a menos de un año de las próximas elecciones.

Las próximas elecciones de la Federación son en agosto y la franquicia de Corozal fue aprobada en septiembre de este año.

La decisión surge cuando la liga todavía estaba en suspenso en espera de que el Tribunal Apelativo de Arbitraje Deportivo (TAAD) del COPUR resolviera una apelación solicitada por Rojas para revocar la decisión de no pemitirle a Corozal contar con reservas antes del sorteo de agentes libres y jugadoras de nuevo ingreso.

Tal resolución del TAAD podría resultar académica ahora.

Por otro lado, a pesar de la decisión informada este viernes, siguen en pie las reuniones de los apoderados de ambas ligas, señaladas para este domingo a las 11 a.m. en el hotel Hyatt Place, según se informó, debido a que las mismas son reuniones habituales no relacionadas con el caso de Corozal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*