The Brother Slew, de Venezuela, dominó al puertorriqueño Papá Candelo poco después de entrar a la recta final y luego resistió el empuje de su compatriota Gran Omero para irse a ganar el domingo la edición número 52 del Clásico del Caribe.

En su sorpresiva victoria con una ventaja de tres cuartos de cuerpo, The Brother Slew llevó en los controles al mexicano Paco López, quien se llevó dos de las cinco carreras que componen la Serie Hípica del Caribe y que por tercer año consecutivo se celebró en el hipódromo Gulfstream Park de Florida. 

Papá Candelo, del Establo Las Viudas, entrenado por José Dan Vélez y conducido por Juan Carlos Díaz, tomó el puntero de la carrera a distancia de una milla y 1/8 al darse la partida y la mantuvo con ventaja de un cuerpo y medio durante los primeros 1,400 metros, cuando el eventual ganador le rebasó para irse a ganar la prueba que tuvo un premio de $300 mil.

El boricua Irad Ortiz regresa victorioso al círculo de ganadores con el mexicano Kukulkán. [suministrada/Bob Coglianese]

Gran Omero, con Javier Castellano en el sillín, se acercó peligrosamente por la parte de adentro hasta que una movida arriesgada de López pareció haberlo dejado sin espacio en los tramos finales. El Jurado Hípico, sin embargo, declaró oficial la carrera luego de una corta investigación.

Papá Candelo finalmente se quedó con la cuarta posición, detrás del panameño Turpin Time.

La victoria de The Brother Slew en la carrera más importante de la jornada evitó que México arrasara con la Serie Hípica, luego de ganar las primeras cuatro pruebas, incluyendo la Copa Confraternidad (con un premio de $100 mil) con el campeón del Caribe Kukulkán, que ganó sin dificultad con la monta del boricua Irad Ortiz.

Los dos corredores puertorriqueños que participaron en la carrera—Lluvia de Nieve y Justiciero— arribaron penúltimo y último, respectivamente.

Letruska y Emisael Jaramillo galopan hacia la meta en la Copa Invitacional. [suministrada/Bob Coglianese]

La Copa Dama del Caribe ($86,600) fue dominada por Genubi Asquifar, con López en los controles, mientras que La Copa Invitacional ($86,000) la ganó la invicta tresañera Letruska, con el venezolano Emisael Jaramillo. Aquí, los representantes puertorriqueños Celandine, Secret Passage y Little Paul arribaron tercero, cuarto y quinto, respectivamente. 

Sacamandu, con Luis Contreras arriba, ganó de punta a punta la Copa Velocidad ($116,000), con los boricuas Ron Rubén y Percusionista ocupando las dos últimas posiciones. El Furioso Afy fue retirado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*