Mediante una breve comunicación en las redes sociales, la Federación Puertorriqueña de Voleibol anunció este sábado que se había suspendido “hasta nuevo aviso” el sorteo de agentes libres y jugadoras de nuevo ingreso de la liga femenina, que estaba programado para el domingo 10 de noviembre en el coliseo Antonio R. Barceló, de Toa Baja.

Es la segunda vez que se suspende el sorteo, que de primera instancia estuvo programado para el 27 de octubre.

Esta vez, de paso, también al parecer se suspendió “hasta nuevo aviso” la reunión de apoderados que la liga había citado para este martes a las 6:00 p.m. en Ponce.

No obstante, según supo The Gondol, la Liga citó y celebró el viernes una reunión extraordinaria que se celebró en las oficinas de la Federación.

La misma fue citada a pedido de los apoderados de varios equipos —Toa Baja, Mayagüez, Aibonito y Carolina— para discutir algunos de los distintos temas que tendrían que resolverse antes de procederse con el sorteo, entre ellos la aprobación de la venta de la franquicia de Aibonito a Guaynabo y sus nuevos apoderados, y, primordialmente, la apelación de la nueva franquicia de las Pinkin de Corozal ante el TAAD (Tribunal Apelativo de Arbitraje Deportivo) del Copur, para que la Liga acceda a su petición de concederle reservas antes del sorteo.

Al parecer, el comité de evaluación hizo un informe en el cual recomendará que se aceptaran los nuevos apoderados de Guaynabo, pero el mismo no fue llevado a votación.

Antes de tocar el tema de Corozal, sin embargo, la Federación —representada por el lcdo. José Marxuach— pidió que saliera de la reunión Lilly Rojas, apoderada de las Pinkin.

Al día siguiente, el sábado, la Federación hizo el anuncio de que todo —sorteo y reunión del martes— se había suspendido.

La temporada de la liga femenina está prevista para iniciar el 24 de enero con ocho equipos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*