La historia dice que todo lo que necesitaba Roberto ‘Bebo’ Pérez era una oportunidad. Al menos la historia de la temporada de 2019.

Pérez, el receptor boricua de los Indios de Cleveland que la semana pasada fue galardonado con el Guante de Oro en la Liga Americana, acaba de añadir otros galardones a su temporada de ensueño al resultar seleccionado el Jugador Defensivo del Año entre los receptores de las Grandes Ligas y el Jugador Defensivo del Año entre todos los peloteros de las Ligas Mayores correspondiente a la temporada de este año.

“Significa mucho para mí. Tomo muy en serio mi trabajo”, dijo Pérez al portal de las Grandes Ligas MLB.com.

 “Para poder defender detrás de esa tremenda rotación y de ese gran staff de pitcheo, hace falta mucho trabajo y dedicación. Yo trabajo mucho antes de los juegos. Tenemos un gran equipo. Tengo que darle mucho crédito (al también boricua) Sandy Alomar, que me ha ayudado mucho en mi carrera. Estoy bien orgulloso de mí”

Pérez, de 30 años, ganó el premio que entrega la marca Wilson por primera vez en su carrera después de liderar a todos los jugadores de las Grandes Ligas —no sólo a los receptores—con 29 ‘carreras defensivas salvadas’. Además, su porcentaje defensivo fue de .997, con solamente tres errores en 1,137 oportunidades, y sin ningún passed ball. El último catcher en jugar al menos 118 partidos y no cometer ningún passed ball fue Johnny Bench en el 1975

Los ganadores del Jugador Defensivo del Año Wilson se determinan por una fórmula que toma en consideración información de escuchas, análisis sabermétricos y estadísticas defensivas tradicionales.

En las demás posiciones, los ganadores fueron Zack Greinke (lanzador), Freddie Freeman (primera base), Kolten Wong (segunda base), Matt Chapman (tercera base), Andrelton Simmons (campocorto), David Peralta (jardín izquierdo). Lorenzo Cain (jardín central) y Aaron Judge (jardín derecho).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*