La recién concluida edición de los Juegos Nacionales de Special Olympics Puerto Rico (SOPR) produjo un sinnúmero de escenarios y oportunidades de participación e inclusión en varios niveles, desde la parte deportiva hasta en el área del voluntariado.

Este año esta justa tuvo sedes en los municipios de San Juan, Vega Baja y Guaynabo, albergando competencias en 13 disciplinas, agenda deportiva que produjo una friolera de casi 600 partidos, series, carreras, combates y eventos.

“Sobrepasamos la matrícula de 700 atletas que se registraron en estos Juegos. Además de crear estos espacios de competencia, que es importante para un atleta, también queremos aumentar la matrícula de nuestra organización para así poder impactar positivamente a más personas con discapacidad intelectual”, precisó el Lic. José Barea, presidente de SOPR, organismo que cuenta con una matrícula que sobrepasa los 900 atletas.

Albert López, Ashley González (izquierda) y Yodenis Marrero trabajaron en los recién concluidos Juegos Nacionales. [foto Mario García]

Además de la planificación para la celebración de esta competencia, el papel del voluntariado fue protagónico durante los dos fines de semanas consecutivos en los que se celebraron estos Juegos Nacionales. También, parte de este grupo de voluntarios provino del programa Challenge, que pertenece al Fideicomiso Institucional de la Guardia Nacional de Puerto Rico y que ayuda a jóvenes en riesgo a seguir hacia adelante.

Por su parte, Sonia Isis Vallés, encargada del programa de voluntarios de SOPR, destacó la amplia gama de personas que aportaron en este evento, desde jóvenes de 11 años, universitarios cursando estudios en diferentes materias y hasta adultos profesionales.

Luis Rodríguez, otro de los voluntarios, la pasa bien con uno de los pequeñines. [foto Mario García]

“Las tareas llevadas a cabo fueron diversas, desde entregar meriendas, mantener áreas limpias y asistir a los entrenadores, entre otras cosas. Muchos voluntarios habían colaborado anteriormente y mostraron interés en continuar haciéndolo, lo que hace más grande este equipo de trabajo de SOPR”, expresó Vallés.

Alrededor de 250 voluntarios aportaron con sus conocimientos y tiempo para hacer de este evento uno especial, que celebró competencias en los deportes de bowling, baloncesto, tenis de mesa, fútbol, tenis, bochas, powerlifting, karate, baile, esgrima, natación y atletismo, además de la celebración del programa ‘Atleta Joven’, que reunió a futuros atletas entre las edades de dos hasta ocho años.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*