Aunque ha estado ligada a Luis Nery y hasta es su manejadora, la puertorriqueña Zulmara Martínez está totalmente de acuerdo con la decisión tomada por Manny Rodríguez y su grupo de rehusar pelear con él cuando este incumplió con el peso para el combate que tenían previsto para el pasado 23 de noviembre en  el MGM Grand de Las Vegas como parte de la cartelera estelarizada por el choque entre los pesados Deontay Wilfder y Luis ‘King Kong’ Ortiz.

“Estuvo muy bien de Manny”, dijo. “Fue una decisión muy importante que debe servir de precedente en el boxeo”.

“Manny hizo lo correcto y dejó saber que a él no lo compran”.

El boricua (19-1 y 12), quien iba a hacer su primera pelea desde que en mayo perdió su cetro gallo de la FIB al caer noqueado en dos asaltos por Naoya Inoue, en efecto, rehusó pelear con Nery, un excampeón gallo del CMB, cuando este, con marca de 30-0 y 24 nocauts y clasificado primero por el CMB en las 118 libras, se excedió por una libra en el pesaje oficial y luego no quiso hacer un esfuerzo por rebajarla.

Manny, a su vez, rechazó un ofrecimiento de parte del bando de Nery para ser compensado económicamente si accedía a concederle la libra extra.

Natural de Jayuya, Zulmara admitió que a pesar de ser su manejadora, no tiene buenas relaciones con Nery, aunque estuvo con él aquí cuando estuvo varias semanas entrenando en el gimnasio Félix Pagán Pintor, de Guaynabo, para su último combate con Juan Carlos Payano en julio pasado.

Ahora Zulmara se encuentra en la Isla junto al peleador chileno Miguel González, quien entrenó durante un mes en el mismo escenario en preparación para su pelea del 7 de diciembre en México con el filipino Jerwin Ancajas por el cetro supermosca de la FIB.

“Lo que pasa es que como matchmaker con Top Rank yo me relaciono con mucha gente, me entero de posibilidades, y le consigo peleas a los boxeadores que conozco”, explicó.

Finalmente, ante el comentario del entrenador de Nery, Freddie Roach, de que este había hecho todo lo posible por hacer las 118 libras y no había podido y ahora haría campaña en las 122, Zulmara comentó: “Un sicólogo es lo que deben buscarle primero”.

Tal como se esperaba, y hasta resultaba académico en vista de su intención de subir de peso, el CMB desconoció esta semana a Nery como retador obligatorio del campeón francés Nordine Ouabaali, de acuerdo a un artículo publicado por ESPN Deportes en el que se cita al presidente del organismo, Mauricio Sulaimán, qujen  le recomendó subir de división.

No es la primera vez que Nery tiene esos problemas.

Perdió su cetro gallo del CMB luego de noquear en cuatro asaltos al japonés Shinsuke Yamanaka el 15 de agosto de 2017, cuando dio positivo a clenbuterol, y luego fue incapaz de recuperarlo cuando volvió a enfrentarse con Yamanaka por el cetro vacante en marzo de 2018, ya que pese a que esta vez lo noqueó en dos asaltos, en el pesaje Nery marcó 121 libras, tres por encima del límite.

Después del combate, la Comisión de Boxeo de Japón procedió a suspender de por vida al mexicano, mientras que el CMB le aplicaba a su vez una suspensión de seis meses.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*