Después de su última pelea en  febrero del año pasado, que resultó en un no contest cuando sufrió un cabezazo que obligó a que la detuvieran en el tercer asalto, el dos veces excampeón mundial Kermit Cintrón había decidido retirarse del boxeo, aunque dejando abierta la posibilidad de probar suerte en las Artes Marciales Mixtas (MMA).

Pero el peleador que cumplió 40 años en octubre, nacido en Carolina pero radicado en Reading, Pensilvania, desde su adolescencia, evidentemente cambió de parecer y el próximo sábado 23 de noviembre estelarizará una cartelera que se celebrará en el Riveredge Restaurant de Reading, cuando se enfrente en un choque a seis asaltos, y en las 168 libras, al mexicano Josué Obando (18-26-2 con 13 nocauts).

“Va a ser la primera cartelera que haga como promotor Travis Kauffman, que es el hijo de Marshall Kauffman, quien ha sido mi promotor siempre”, explicó Kermit, “y decidí pelear allí para que vaya bastante gente”.

“Pero además yo quería buscar la victoria 40 de mi carrera”, agregó.

Con marca de 39-6-3 y 30 nocauts, Kermit fue campeón welter interino de la OMB y campeón welter en propiedad de la FIB, perdiendo ambas veces por nocaut ante el mexicano Antonio Margarito en derrotas que después deberían considerarse cuestionables en vista del nefasto historial dejado por Margarito luego de descubrirse que había fortalecido con yeso sus vendajes para una de sus peleas posteriores.

“Después de esta pelea voy a ver qué hago”, comentó. “Si mi promotor me consigue una pelea importante, pudiera volver a pelear, pero, si no, dejo el boxeo y me voy para las MMA”.

En todo caso, Kermit tiene más trasfondo en las artes marciales que la mayoría de los boxeadores.

“Yo luchaba cuando estaba en la escuela superior y en la universidad”, recordó Cintrón, quien no comenzó a boxear como aficionado hasta los 19 años.

“Yo sé que con mi boxeo, y mi experiencia como luchador, me va a ir bien en la MMA”.

Pero él quiere probar suerte en ese deporte en sí, no enfrentarse como boxeador a peleadores de MMA que vengan a probar suerte en su deporte, como hizo Connor McGregor o como ha amenazado con hacer Jorge Masvidal, quien retó públicamente a Canelo Alvarez después de vencer a Nate Díaz en su última presentación de UFC, celebrada la misma noche del 2 de noviembre que Canelo vencía a Sergey Kovalev.

“Esa gente solo habla así por dinero”, dijo Kermit. “Todos esos peleadores son iguales: quieren que les den las cosas sin ganárselas y no están dispuestos a pelear con nadie”.

“Pero yo respeto mucho a mi deporte, el boxeo”.

Con su victoria, Oquendo cargó con el cetro Latino de la OMB para las 130 libras. [suministrada]

Amplia victoria de Jonathan Oquendo

El veterano Jonathan Oquendo se repuso de la derrota que sufrió en su última pelea ante Lamont Roach y este jueves derrotó por amplia decisión unánime en 10 asaltos al californiano Charles Huerta para conquistar el vacante cetro Latino de las 130 libras de la OMB.

El combate formó parte de una cartelera de la Golden Boy Promotions en el Belasco Theater de Los Angeles.

Oquendo, de 36 años, ganó con puntuaciones de 100-90 en las tres tarjetas y mejoró su marca a 31-6 y 19 nocauts.

Huertas, de 33, quedó en 21-7 y 12.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*