Las heroicas hazañas de Luka Doncic se han convertido en la norma. Cada juego de los Mavericks de Dallas viene de la mano con un lista de nuevos logros y récords que deja en pasado, convirtiéndose en dueño y señor de alguna nueva estadística o compartiendo alguna categoría con los dioses del Olimpo como LeBron, Magic, Oscar y otros. 

La presencia del legendario Dirk Nowitzki en su primer año en la liga fue de gran ayuda para el desarrollo del Wonderboy, pero según varias fuentes directamente relacionadas con la franquicia, ha sido el boricua J.J. Barea la mejor de las influencias en el estelar de 20 años. 

“Yo creo que fue grandioso que estuviera Dirk al lado de Luka para que aprendiera cómo se comporta la cara de una franquicia. Alguien que se lleva con todo el mundo y en el caso de Luka, él sabía que Dirk iba a estar ahí para él para todo lo que necesite. Tener una leyenda así a tu lado es de gran ayuda, pero si fuéramos a hablar de quién ha sido la mayor influencia en el éxito de Luka, diría que el máximo lo es J.J. Barea. El hecho de que juegan la misma posición es importante, pero más aún es el hecho de lo que ha sido la carrera de Barea”, expresó Mike Procopio, quien trabajó como Director de Desarrollo de Jugadores por los pasados seis años con los Mavericks, en The WOJ POD, podcast del reconocido periodista de ESPN Adrian Wojnarowski. 

“Barea ha tenido que trabajar duro por todo lo que tiene en su carrera. Nowitzki trabaja fuerte, pero siempre tuvo el talento y físico de estrella. El Luka ver la intensidad con la que trabaja Barea, cómo se prepara para cada juego, como él es una extensión del dirigente en la cancha, todas esas cosas han ayudado a Doncic, aparte de que son buenos amigos”, declaró Procopio. 

Por su parte, el periodista de ESPN Tim MacHahon, asignado a la cobertura de Dallas, y quien también estuvo de invitado en el podcast, dijo sobre el dirigente de los Mavericks lo siguiente:

 “Carlisle es bien fuerte con sus armadores, en ocasiones peleando toda la temporada. Hay solo dos que realmente han tenido una gran relación con el, Jason Kidd y JJ Barea. Barea ha servido como el enlace entre Luka y el dirigente. El año pasado Carlisle quería controlar a Luka y fue JJ quien le dijo que tenía que darle libertad para que desarrolle su juego y no estar regañando y controlando”. 

Sobre la relación personal entre los armadores, expresó: “Ellos son amigos. Comparten en las prácticas, salen a compartir fuera de la cancha, a ‘janguear’, y sin duda se comunican entre ellos mejor que cualquiera, ya que sus conversaciones son completamente en español y nadie los entiende. Se pueden ver riendo solos a cada momento y el resto de los jugadores no saben de qué están hablando”. 

“Yo creo que la presencia de Barea relaja a Luka. Tú los ves en el banco hablando todo el juego de lo que está pasando y Barea le da consejos continuamente. Su presencia ha sido vital para el desarrollo de Luka”, concluyó Procopio, quien trabajó por años con Kobe Bryant antes de unirse a los Mavs.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*