Molina, héroe dos veces

Yadier Molina lleva muchos años resolviendo problemas en San Luis, así que resulta muy natural que se haya convertido nuevamente en héroe… aunque haya sido en dos ocasiones. Con la muerte revoloteando por el Busch Stadium—Atlanta ganaba dos juegos a uno la Serie Divisional al mejor de cinco—El Marciano pegó el sencillo que empató el juego a cuatro en la octava entrada y luego remolcó la de la victoria 5-4 con un bombo de sacrificio en la décima que dejó en el terreno a los Bravos. Bateó de 4-1, con dos carreras impulsadas que valen un millón, y promedia .188. El partido decisivo será el miércoles en Atlanta desde las 5 de la tarde.

La saca Eddie, pero se elimina

Con buenas actuaciones de su abridor Luis Severino y un ejército de cinco bien cotizados relevistas, los Yankees barrieron a los Mellizos en su Serie Divisional al vencerlos 5-1 el lunes, y ahora esperan por el que será su rival en la contienda por el campeonato de la Liga Americana. La única carrera de Minnesota fue producto de un estacazo de más de 400 pies por el jardín central de Eddie Rosario, quien se la desapareció al relevista zurdo Zack Britton en la octava entrada. Rosario pegó además un doble y un sencillo en cuatro turnos, y terminó la serie con promedio de .308. Fue la decimosexta derrota consecutiva de los Mellizos en juegos de postemporada, un récord para las Grandes Ligas.

Vivos Martínez y los Nacionales

Hace cuatro meses, las apuestas favorecían a que el piloto de ascendencia boricua Dave Martínez sería remplazado. Hoy se encuentra a un paso de sorprender a los expertos y dejar en la cuneta a los favoritos Dodgers. Eso luego de que con un triunfo 6-1 el lunes empatara a dos triunfos su Serie Divisional de la Liga Nacional. Y los Nacionales lo lograron con Max Scherzer lanzando pelota de cuatro hits en siete entradas y Anthony Rendón y Ryan Zimmerman empujando tres carreras cada uno. Kike Hernández no jugó por los Dodgers. La Serie se decidirá el miércoles con el quinto juego desde las 8:37 en Los Ángeles.

De 4-0 Carlos Correa

Carlos Correa no hizo nada el lunes en el tercer partido de la Serie Divisional entre sus Astros y los Rays. Se fue de 4-0, con dos ponchetes; pero lo cierto es que hubiera tenido que descoser la pelota para evitar el revés 10-3 que sufrió Houston y que mantuvo con vida a Tampa Bay en la serie al mejor de cinco. Los Rays atacaron al ganador del premio Cy Young, Zack Greinke, con tres de los cuatro cuadrangulares que pegaron en el choque, y con ocho carreras en los primeros cuatro innings sacaron el juego fuera del alcance de los Astros. El cuarto desafío se celebrará el martes en Tampa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*