La fatiga extrema —el arma que las organizaciones de Grandes Ligas tienen para evitar que los jugadores nativos de las distintas ligas invernales jueguen en las ligas de sus respectivos países cuando no quieren que lo hagan—, vuelve a entorpecerle los planes a algunos de los equipos de la liga boricua.

Major League Baseball emitió días atrás la lista de los jugadores puertorriqueños o ligados a Puerto Rico con los que se implementó el concepto de la fatiga extrema, y aunque hay varios casos que se caían de la mata, por tratarse de estellas de Grandes Ligas como Francisco Lindor, Javy Báez y José Berríos, hay otros menos comprensibles.

En total, aparecen 29 jugadores en la lista: de Santurce, Javier Báez, Carlos Correa, Jan Hernández, Heliot Ramos y Joel Huertas.

De Mayagüez, José Berríos, Alex Claudio, Christian Colón, Gabriel García, Roberto Pérez y Eddie Rosario.

De Carolina, Raymond Burgos, Willi Castro, Isán Díaz, José Espada, Joe Jiménez, Yomil Maysonet, Yadier Molina.

De Manatí, Noel Cuevas, Mario Feliciano, Francisco Lindor, Jovany Morán, Yelin Rodríguez.

De los recesados Tiburones de Aguadilla, Michael Cruz, aunque  también Jan Hernández, Noel Cuevas y Mario Feliciano son reservas de los Titurones, aunque hayan sido ‘drafteados’ como agente libres por otros equipos para este año.

No hay ningún jugador de los Criollos de Caguas en la lista.

Willi Castro, nacido en Puerto Rico, es un jugador dominicano que pertenece a los Tigres de Detroit y juega en su país, aunque técnicamente es reserva de Carolina.

“Esto no quiere decir que automáticamente todos estos jugadores que aparecen en la lista no van a poder jugar aquí”, explicó Carlos Berroa, director de torneo de la liga boricua.

“Muchas veces los equipos de Grandes Ligas los colocan en esa lista solo para obligar a que los equipos de las ligas invernales negocien con ellos la cantidad de entradas o turnos que se les va a permitir jugar”.

En ese sentido, un caso típico podría ser el del torpedero de los Marlins de Miami, Isán Díaz, que pertenece aquí a los Gigantes.

“Yo estuve con él la semana pasada y hablamos”, dijo Berroa, “y me dijo que le interesa jugar aquí en diciembre”.

Pero Isán requeriría un permiso de los Marlins, debido a los turnos acumulados: 179 en Grandes Ligas y 435 en Triple A, donde conectó 26 jonrones.

Por otro lado, la lista incluye cinco jugadores que no son reservas de los equipos invernales, cuatro de ellos debido a que son novatos que irán al sorteo de este año.

Son ellos el lanzador Jan Cosme —que petenece a San Diego y sí tiene más experiencia— así como Xavier Valentín (catcher de Texas), Eric Rodríguez (catcher de Cleveland), Angel Julián López (catcher Cleveland) y Wendell Marrero (jardinero de Cincinnati).

Se desconoce la justificación para colocarlos en la lista, puesto que ninguno acumuló siquiera 200 turnos en las Menores este año.

La otra razón para estar en la lista es que el jugador esté recuperándose de alguna lesión.

Según el acuerdo del béisbol invernal con Major League, los lanzadores de Grandes Ligas serán colocados en dicha lista si lanzan 170 entradas o más. Los abridores de AAA, AA, A estarán en fatiga con 165 entradas, mientras que los de Clase A corta y Rookie con 80 entradas.

Los relevistas de las Mayores tienen establecidas 60 apariciones, y 55 para los de AAA, AA, y Clase A. A los de Clase A Corta y Rookie se les da un máximo de 35 apariciones.

Entretanto, si los jugadores de Grandes Ligas, AAA, AA, y A, consumen 502 o más turnos entran en fatiga extrema. La cantidad establecida para A corta y Rookie es de 325 turnos.

En el aspecto defensivo,el límite para los receptores es de 600 entradas jugadas detrás del plato.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*