Como posible antesala de la pelea del 2 de noviembre en la que Sergey Kovalev expondrá su cetro semipesado de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) ante Saúl ‘Canelo’ Alvarez, otros dos monarcas mundiales de las 175 libras estarán enfrentándose en un encuentro unificatorio en el Liacouras Center este viernes.

El campeón de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), el ruso Artur Beterbiev (14-0 y 14 nocauts) y el del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), el ucraniano Oleksandr Gvozdyk (17-0 y 14)  estarán estelarizando la cartelera que será transmitida por ESPN que incluirá también peleas del veterano excampeón de ascendencia puertorriqueña, Luis Collazo, y los invictos prospectos boricuas Joseph y Jeremy Adorno, y John Bauzá.

Gvozdyk, de 32 años, quien conquistó su título al noquear en 11 asaltos al veterano Adonis Stevenson en diciembre pasado, dijo el miércoles en un último aparte con la prensa:  “Entrené en Filadelfia para esta pelea porque quería acostumbrarme al ambiente. Fue un gran campamento, mi tercero con Teddy Atlas, y estamos 100 por ciento listos para este desafío. Teddy exige mucho de sus peleadores, y yo estoy bien con eso. Se supone que el campamento sea difícil, y trabajamos juntos para idear el plan de juego necesario para vencer a Beterbiev”.

“Artur Beterbiev es un gran pegador”, dijo. “No es una buena idea intercambiar golpes con él. Tenemos un plan, y lo verán en el ring este viernes. Peleamos como aficionados, y él me ganó. No hay excusas. Eso fue hace más de 10 años, y ahora somos peleadores profesionales. Yo no soy el mismo peleador que él enfrentó hace 10 años”. 

“No pienso más allá de esta pelea”, agregó. “Mi único objetivo es vencer a Artur Beterbiev y convertirme en el único campeón unificado de peso semipesado. Pero, por supuesto, mi objetivo final es convertirme en campeón indiscutible”.

“El campamento no pudo haber ido mejor”, dijo Atlas, el legendario entrenador y comentarista de televisión. “Llegamos a donde queríamos estar. El tiene que subir al ring el viernes por la noche y ejecutar, pero todo está en donde debe estar. No podría pedir más”.

Por su parte, de 34 años de edad, Bertebiev, quien reside en Montreal, estará haciendo la tercera defensa del cetro que conquistó al noquear en el duodécimo asalto a Enrico Koelling por el cetro vacante en noviembre de 2017.

“Creo que solo fueron dos rounds”, dijo, al recordar su pelea con Gvozdyk en el aficionismo. “Pero no sé, escuché a Gvozdyk decir que se rompió la nariz. Él dijo eso. Fueron solo dos asaltos”.

“Fui a Rusia solo de vacaciones, pero quería estar, como activo. Fui a la altitud. Solía entrenar allí cuando era un boxeador aficionado. Tenía un buen campamento allí. Fue como la preparación para nuestro campamento en Canadá durante ocho semanas”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*