Gennady Golovkin volvió a coronarse campeón mundial pero, a la edad de 37 años, sembró más dudas de las que despejó acerca de su condición actual al vencer por controvertida decisión unánime al ucraniano Sergiy Derevyanchenko al discutir el vacante cetro mediano de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) en el Madison Square Garden este sábado en la noche.

Golovkin se apuntó la única caída del combate en el primer asalto, pero luego se enfrascó en una batalla sin cuartel con su más joven rival antes de que los jueces le concedieran la victoria por tarjetas de 115-112, 115-112 y 114-112.

De acuerdo a los números de compubox, Derevyanchenko le dio a Golovkin 230 de los 738 que intentó (31 por ciento), mientras que Golovkin conectaba con 243 de 720 (34 por ciento).

El kazajo Golovkin mejoró su récord a 40-1-1 y 35 nocauts, mientras que Derevyanchenko quedó con marca de 13-2 y 10 por la vía rápida tras una pelea salvaje que debería recibir consideración como Pelea del Año.

“Tal como lo anticipé, es un rival muy duro”, dijo Golovkin luego del encuentro. “Esta es una gran experiencia para mí. En este momento, entiendo que necesito más … Siento que esta no fue una pelea fácil para mí, sino todo lo contrario”..

Pero afirmó que ahora está listo para volver a enfrentar a Canelo Alvarez.

“Estoy abierto a cualquiera. Hay tantos grandes campeones en este momento aquí. Todo está listo. Simplemente, que alguien llame a Canelo. Si dice que sí, hagámoslo”.

“La herida cambió la pelea”, dijo Derevyanchenko, quien sufrió una profunda herida en el párpado temprano en la pelea. “A veces no podía ver y él estaba atacándome el ojo. Pero no hay excusas, hice mi mejor esfuerzo”.

“Cuando empecé a moverme pensé que estaba dándole más espacio para lanzarme sus golpes, así que por eso comencé a atacarlo más. Pero me gustaría la revancha: voy a estar listo”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*