Tampa provoca un decisivo

No fue la noche de Justin Verlander. El martes se mezcló entre los terrícolas y fue bateado más de lo acostumbrado, y si usted une eso a que los lanzadores de los Rays solo concedieron seis hits a la potente ofensiva de los Astros, era fácil llegar a la conclusión de que habría un juego decisivo este jueves en Houston. Y así fue. Los Rays combinaron bateo de largo metraje con pitcheo impenetrable del opener Diego Castillo y otros cinco relevistas para llevarse 4-1 el cuarto juego de la Serie Divisional. Verlander, quien lanzaba con solamente tres días de descanso, no pasó de la cuarta entrada, y desde tempranito se notó que no estaba a la altura acostumbrada. Permitió un jonrón de Tommy Pham en la primera entrada y otro del dominicano Willy Adames en la cuarta, y en total lanzó durante tres entradas y dos tercios, con siete hits y cuatro carreras concedidas. Emilio Pagán entró a salvar el partido con dos outs en la octava, luego de un cuadrangular de Robinson Chirinos, y aunque sacó el tercer out de ese inning, no pudo con el empuje en la novena y fue relevado por Blake Snell luego de uno fuera. Carlos Correa fue dominado en los tres turnos que consumió, y promedia .200.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*