Ya la primera semana anda en el espejo retrovisor, y aunque la data recopilada es muy pequeña para llegar a conclusiones absolutas, sí se pueden ver tendencias en varios equipos que, de mantenerse, pueden ser determinantes en su temporada. 

Por ejemplo:

Estos no son los mismos Warriors

A pesar de una reciente victoria contra los Pelicans, quienes andaban sin sus dos estrellas, los Warriors siguen últimos en calificación defensiva en la liga y con varios miembros de la rotación pareciendo más del G-League. Un ajuste en el lado ofensivo de la cancha, pasando de una ofensiva democratizada a una sumergida en el pick and roll con Steph Curry, parecido a lo que hace James Harden en Houston, podría proveer una nutrida ofensiva, suficientemente potente como para sostener la mala defensa. El eventual regreso de Willie Cauley-Stein y Kevon Looney, ambos fuera con diferentes dolencias, debe ayudar un poco en el lado defensivo, pero en el mortal oeste no se pueden dar el lujo de quedar muy atrás en los standings

Los ojos siguen en Hollywood

Dos de los mayores contendores juegan en la misma cancha, y ambos andan dominando a su manera. Es de esperarse un proceso de acoplamiento de los Lakers con tanta nueva ficha, incluyendo a Anthony Davis. Aún así, la banda de LeBron anda por los 10 en calificación ofensiva y 11 en defensa, de la que se esperaba fuera desastrosa al menos durante los primeros meses de la temporada. El equipo sigue abusando en los minutos de Davis de centro, pero el Unibrow sigue terco en su posición de jugar lo menos posible en dicha posición. De mantener el ritmo hasta la postemporada y mutar a ese tipo de cuadro, es posible que los Lakers, de estar saludables, sean imparables, en especial en el lado ofensivo. Por otra parte, sus cónyuges en el Staples Center tienen a la liga en pánico, calificando primeros en ofensiva, aunque se supone que su fuerte era en la defensa, y esto a pesar de que Paul George no ha sudado la camisa aún. Los Clippers dan miedo. 

La juventud toma los escenarios

Tres jugadores, el mayor de ellos de 23 años, andan matando la liga en esta primera semana, incluyendo los ganadores al premio de Jugadores de la Semana en Karl Anthony Towns y Trae Young. Towns tiene a los Timberwolves invictos con promedios de 32 puntos, 13 rebotes, cinco asistencias, tres robos de balón y dos tapones. Young se ha convertido en una máquina ofensiva con promedios de 39 puntos, siete rebotes, nueve asistencias, dos robos de balón. Por su parte, el Wonderboy Luka Doncic tiene el control de los Mavs, aportando 29 puntos, 10 rebotes, siete asistencias y 2.3 robos de balón. Luka no cumple sus 21 hasta febrero. 

Invictos

Como era de esperarse, los Nuggets han tenido un buen arranque de temporada y probablemente no saquen el pie del pedal. Denver anda invicto de la mano de su estelar centro Nikola Jokic y una de las escuadras más profundas. Los Sixers no dejan que nadie meta la bola, encontrándose segundos en ese lado de la cancha. Un sorpresivo invicto son los Spurs de Gregg Popovich, quienes siguen desafiando el conocimiento convencional para encontrarse cuartos en calificación ofensiva.

¿Hace frío en el sótano?

Los Pelicans y los Pacers aún no han hecho marca en el renglón de las victorias. Ambas franquicias andan moribundas por serias lesiones en sus escuadras: Pacers sin Victor Oladipo y los Pelicans sin el primer jugador seleccionado en el draft, Zion Williamson, ni el estelar Jrue Holiday. Ambos entraron a la temporada con sueños de playoffs, y a los dos se les puede hacer tarde, en especial a los Pelicans, ya que su conferencia no perdona. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*