Cuando se enfrentaron en febrero pasado en las finales de los campeonatos nacionales Isaac Barrientos, aunque se impuso por decisión unánime, Kiria Tapia, quien venía de una larga inactividad debido a una rotura del talón y su embarazo, pasó unos momentos de peligro cuando la cidreña Angelirys López la estremeció con una serie de derechazos en el primer asalto, pero de esa manera se ganó el derecho de tratar de representar a Puerto Rico en los Panamericanos de Lima, gesta que no logró conseguir cuando se eliminó en el clasificatorio.

Este sábado, sin embargo, la madre de dos niñas y con 30 años de edad, evidenció que ha seguido progresando desde entonces cuando volvió a enfrentarse con Angelirys, medallista de bronce en las 132 libras en los Juegos Centroamericanos de 2018 en Barranquilla y también miembro de la Preselección.

Y el resultado, en la final de su categoría en la Copa DirecTV celebrada en el coliseo Mario ‘Quijote’ Morales, fue una victoria por decisión unánime para la veterana peleadora zurda de Monte Hatillo en la que esta exhibió las mismas cualidades que le llevaron a ganar oro en los Panamericanos de 2011 así como en los Centroamericanos de 2014: frente a una rival joven, agresiva, decidida y de buena pegada, Kiria dominó en todo momento con su buen boxeo, efectivos movimientos sobre el ring, gran rapidez de manos y precisión en sus golpes, iniciando así la ruta que, según espera, le llevará hasta los Juegos Olímpicos de 2020 en Tokio.

Carlos Iván Morales (rojo) se coronó en las 125 libras. [foto Willín Rodríguez]

En el torneo de tres días se compitía en las categorías de los 15-16 años, 17-18 años y 19-40 años, y aunque la mayor parte de la Preselección —incluyendo a los medallistas Panamericanos Oscar Collazo y Yankiel Rivera— no participó por estar participando en un torneo en Ecuador, el desfile de talento fue impresionante, destacándose, entre otros, el peso mediano Luis Rodríguez, bronce en los Centroamericanos de 2018, el otrora campeón juvenil Jean Pagán y los dos hermanos del Club Diamante, ambos zurdos y ambos llamados Carlos Morales.

En la primera pelea, en las 110 libras y en los 15-16 años, Allen Morales, de Cataño perdió por decisión dividida 3-2 ante Yahir Colón, de Guaynabo.

A continuación, en las 114 libras de los 15-16 años, Adrián Díaz, del gimnasio Bairoa de Caguas, perdió por decisión 5-0 ante el zurdo Nelson Lúgaro de Guayanilla.

En las 126 libras, 15-16 años, Nathaniel Núñez, de Bairoa cayó por 5-0 ante William Colón, del Cheo Aponte de Caguas.

Entretanto, Krystal Rosado, de Villa Fontana (Carolina), provocó que le dieran tres conteos de protección a Jelangely Vélez, de Juana Díaz, dos de ellos en el segundo asalto, al imponerse por RSC (Referee Stops Combat) en el segundo asalto para coronarse en las 106 libras de los 17-18 años.

Por su parte, Caleb Tirado, de Bairoa, derrotó por decisión dividida a Jesuán Malavé, de Villaba, para conquistar el campeonato de las 114 libras en los 17-18  años.

Luis Pizarro, del Club Diamante de Trujillo, derrotó a su vez por decisión unánime al zurdo Tomasamir Sara, de Aguadilla, para ganar el título de las 123 libras en los 17-18 años.

Por su parte, Cesare Causin, de Amelia, Guaynabo, recibió un conteo de protección en el segundo asalto y cayó por decisión unánime ante el zurdo Bryan Pérez, del Club 747 de Fajardo, en las 141 libras de los 17-18 años.

El espigado peleador zurdo Jean Pagán, de Parcelas Falú, e hijo del reconocido entrenador Jim Pagán, se coronó en las 114 libras de los 19-40 años, cuando se impuso por RSC en el primer asalto sobre William Colón, de Naranjito, a quien le provocó tres conteos de protección.

Por su parte, el también zurdo Carlos Iván Morales, del Club Diamante del entrenador Ricky Márquez, dominó unánimemente a Ellison Rivera, de Naranjito, para ganar el campeonato de las 125 libras.

Su hermano y tocayo, Carlos M. Morales, se coronó entonces en las 138 libras de los 19-40 años al propinarle dos conteos de protección y vencer por 5-0 a Luis González, de Barranquitas.

Finalmente, el medallista centroamericano Luis Rodríguez, Toa Alta, ganó el oro en las 165 libras de los 19-40 años con una impresionante exhibición de buen boxeo y desplazamientos sobre el ring a pesar de su considerable estatura, al vencer por 5-0 a Luis Caraballo, del Cheo Aponte.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*