De Molina el HR del empate

Craig Kimbrel vino de apagafuegos en la novena entrada del juego del sábado contra los enrachados Cardenales, y lo primero que encontró fue un chispazo de Yadier Molina. El Marciano le pegó un jonrón abriendo el inning para empatar a ocho carreras el encuentro, y seguidamente Paul DeJong le conectó el de la ventaja para guiar a los Cardenales a un triunfo 9-8, manteniendo su ventaja de tres juegos en el liderato de la División Central de la Liga Nacional. Molina de fue de 5-2, con dos anotadas y su carrera impulsada número 52, y batea .270.

Se poncha Báez como emergente

La tortilla se había virado y fue el dominicano Carlos Martínez el llamado ahora a cerrar el partido para los Cardenales. Y con el empate en primera y dos outs, Chicago cifró sus esperanzas en el bateador emergente Javy Báez, quien reapareció el viernes como corredor emergente pero no se supone que esté listo todavía para batear. Y no lo estuvo. Martínez le abanicó con tres lanzamientos—el último a 99 millas—para completar el rescate y darle a San Luis su tercera victoria de la serie que concluye el domingo.

Mortal la sexta para Berríos

José Berríos ganaba 5-2 con solamente tres hits permitidos hasta que una fatídica sexta lo sacó de carrera, y terminó el desafío del sábado sin decisión y con su efectividad maltrecha. Con cinco indiscutibles, inuyendo un cuadrangular de dos carreras que empató el juego, los Reales se le rebelaron a Berríos en el sexto acto, enviándolo a las duchas con una línea de 5 carreras-ocho hits-una base y 5 ponches. Mantiene récord de 13-8 y su promedio de efectividad subió a 3.70. Kansas City marcó siete vueltas en la novena para finalmente llevarse el triunfo 12-5.

De relevista Dereck

Dereck Rodríguez había formado parte de la rotación de abridores de los Gigantes durante las pasadas semanas, pero eso cambió el sábado cuando el hijo de Pudge fue llamado desde el bullpen en la quinta entrada del choque contra los Bravos, concediendo dos carreras con dos hits y tres ponchetes en dos entradas de labor, para que su promedio de efectividad subiera a 5.06. Atlanta se impuso 8-1. Ya el pasado martes vino a lanzar en la entrada número 14 en un partido contra Boston que los Gigantes ganaron 7-6 en 15 innings, y fue precisamente Rodríguez el lanzador ganador (6-9), al cubrir efectivamente los dos últimos capítulos.

Decide Christian Colón

El primer hit del joven veterano jugador del cuadro en el uniforme de los Rojos fue uno que les dio el triunfo 3-2 sobre los Mets. Con el juego empate a dos carreras, dos outs y corredores en primera y segunda en la parte baja del octavo capítulo, Colón—subido al equipo grande el pasado lunes—pegó un sencillo al jardín central como bateador emergente que se convirtió en el batazo decisivo. Fue su primera carrera remolcada del año y promedia.500 (de 2-1).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*