Argentina y España se convirtieron el martes en los primeros equipos clasificados para la ronda semifinal de la Copa Mundial de baloncesto masculino celebrándose en China.

Una victoria, la de Argentina sobre Serbia 97-87, fue hasta cierto punto sorpresiva porque los derrotados eran los actuales subcampeones mundiales y además ganaron la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de 2016.

Los españoles, por su parte, confirmaron su superioridad contra Polonia, un seleccionado que ha venido avanzando en los últimos años, y le dejó en el camino con marcador de 90-78.

Argentina, que ya aseguró su pasaporte para los Juegos Olímpicos Japón 2020, jugará el viernes en Pekín por un puesto en la final con el vencedor del duelo del miércoles entre Estados Unidos y Francia.

Los suramericanos dominaron la acción durante la mayor parte de los 40 minutos, llevándose la mitad 54-47 y asegurando el partido en el último parcial, el que ganaron 29-20 para dejar a Serbia—considerado favorito incluso para la medalla de oro de la competencia—jugando por las posiciones quinta a la octava.

El armador Facundo Campazzo volvió a ser la gran figura por la selección argentina, conduciendo magistralmente el choque y acumulando 18 puntos, con  seis rebotes, 12 asistencias y tres robos de balón, mientras que el veterano Luis Scola aportó 20 tantos y cinco rebotes.

Por Serbia, Bogdan Bogdanovic tuvo 21 puntos, mientras que Nemanja Bjelica y Nikola Jokic sumaron 18 y 16, respectivamente.

Willy Hernangómez sella a su hombre para recibir el pase picado de Pau Ribas.[foto FIBA]

Firmes los españoles

España, por su parte, confirmó los pronósticos y venció a Polonia para adelantar a la semifinal, donde se enfrentará este viernes al ganador del encuentro del miércoles entre Australia y República Checa. 

Ricky Rubio fue su principal carta en el partido, con 19 puntos, cinco rebotes y nueve asistencias, pero Rudy Hernández—de 5-5 en triples— y los hermanos Juancho y Willy Hernangómez también tuvieron aportaciones significativas.

Con esta victoria, España se coloca a las puertas de la clasificación para las Olimpiadas, necesitando de un revés de uno de los dos equipos europeos que juegan el miércoles los cuartos de final (Francia o República Checa).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*