Con la extrema y variada cantidad de talento en la NBA, cada vez se complica más el estar entre los elegidos para el Juego de Estrellas. 

Los nuevos métodos de mantenimiento y alimentación hace que veteranos como LeBron James se mantengan entre la cúspide de la liga a una edad en la que en el pasado ya se estarían despidiendo. 

Nuevas técnicas de entrenamiento hacen que jugadores como Steph Curry y James Harden sigan evolucionando. También la globalización del juego ha llegado a su nivel más alto, con jugadores como Giannis Antetokounmpo, Nikola Jokic, Joel Embiid y Ben Simmons, entre otros, participando del clásico de estrellas.

Aún así, un salto en productividad de uno de los párvulos de la liga lo puede llevar a su primera participación. Conscientes de la disparidad entre conferencias, es muy probable que, mientras se mantengan las reglas como están, haya más nuevos participantes del Este que del Oeste. La salida de Kawhi Leonard este verano se une a la de LeBron y Paul George en los pasados años para seguir fortaleciendo el viejo oeste. 

Veamos quiénes son los candidatos a participar en su primer Juego de Estrellas en la próxima temporada. 

Oeste

Luka Doncic-Mavs

En la pasada temporada, su primera en la NBA, Luka hubiese sido fácilmente seleccionado para el Juego de Estrellas si hubiese estado en la Conferencia del Este, y muchos consideraron que debió haber sido partícipe del evento de todos modos. Sus promedios de 21 puntos, ocho rebotes, seis asistencias y un robo de balón son más que merecedores. Si los Mavs no están en el sótano cuando llegue la hora de seleccionar, Luka será de los favoritos. 

Devin Booker es la máquina de hacer puntos de los Suns. [suministrada]

El trío de los Jazz

Los Jazz proyectan como uno de los mejores equipos en la liga la próxima temporada, y tienen dos de los jugadores que siempre están en el tope de la lista de entre los que nunca han participado del evento a pesar de tener magníficos expedientes, en Mike Conley y Rudy Gobert. Gobert ha sido el Jugador Defensa del Año por las pasadas dos temporadas, y su efecto en la defensa es comparable con el que tienen jugadores como Harden y Curry en el lado ofensivo. Conley era el capitán de unos competitivos Grizzlies por muchos años, quedando fuera del Juego solo por la competencia que en la pasada década ha incluido a Curry, Klay Thompson, Harden, Damian Lillard y Russell Westbrook, entre muchos otros. El tercer candidato del equipo es Donovan Mitchell, quien poco a poco se ha convertido en la cara de la franquicia y en la pasada temporada tuvo excelentes promedios de 24 puntos, cuatro rebotes, cuatro asistencias y un robo de balón.

Devin Booker-Suns

La máquina ofensiva del desierto tiene dos factores en su contra: el exceso de talento en las posiciones de perímetro en el oeste, y su franquicia que sigue con la mala administración dejándolo entre los peores equipos de la liga. Si al fin este es el año que los Suns ponen un equipo competitivo en cancha, Booker recibirá la mayor parte del crédito. 

De’Aaron Fox-Kings

Fox terminó segundo en votos para el premio de Jugador de Mayor Progreso la pasada temporada, luego de una excelente temporada que lo vio promediar 17 puntos, siete asistencias, cuatro rebotes y dos robos de balón. “Para mí Fox será el mejor armador en la liga en los próximos años. Su velocidad en cancha y su personalidad ganadora son importantes en el baloncesto. Tiene demasiado talento para no ser exitoso”, expresó el reconocido periodista Bill Simmons en su podcast. 

Este:

Jayson Tatum-Celtics

Fuera de las garras del fatulo liderazgo de Kyrie Irving, se espera que Tatum retome la trayectoria demostrada en su año novato, cuando a sus 19 años guió a los Celtics a solo un juego de las finales, liderando la escuadra en anotaciones mientras Irving se recuperaba de una operación de rodilla. El dirigente Brad Stevens espera un alza en anotaciones del versátil atleta de 6-8, que será vital para el éxito de los Celtics tras la salida de Irving y Al Horford. La presencia de Kemba Walker, considerado de los mejores compañeros de equipo en la liga, debe ser de gran influencia para el joven. 

Pascal Siakam-Raptors 

Nadie tuvo una mejor entrada triunfal que Siakam en la pasada temporada, convirtiéndose en el segundo jugador más importante de los eventuales campeones Raptors. El ganador del premio de Jugador de Mayor Progreso la pasada temporada promedió 19 puntos, siete rebotes, tres asistencias, un robo de balón y un tapón en la postemporada. La salida de Kawhi hará que el joven de Camerún tenga un papel protagónico en una escuadra que, aunque ya no será contendora al campeonato, se espere batalle nuevamente en la postemporada. 

Myles Turner-Pacers

El gigante de los Pacers anda como el centro del cuadro regular de Team USA en el Mundial de Baloncesto en China. Turner fue el líder en tapones la pasada temporada y se ha establecido como uno de los mejores jugadores defensivos en la liga. La lesión de Victor Oladipo la pasada temporada lo puede dejar fuera por los primeros meses, ofreciéndole la oportunidad al centro de convertirse en la cara del equipo. 

Caris LeVert-Nets

LeVert iba encaminado a su primer Juego de Estrellas la pasada temporada cuando sufrió una dolorosa lesión en el pie. Con Kevin Durant fuera toda la temporada, se espera que LeVert sea la segunda voz cantante en la ofensiva de Brooklyn junto a Irving. Los Nets lo firmaron por una extensión de contrato este verano de tres años y $52.5 millones, demostrando el compromiso de la franquicia con el joven anotador. 

Tobias Harris-Sixers

Harris vio su productividad escocotarse luego del cambio que lo envió de los Clippers a Filadelfia. La salida de Jimmy Butler le debe dar la oportunidad de trabajar más con la bola en sus manos. No se esperan muchos contendores en la Conferencia del Este, pero Filadelfia será uno de ellos. No extrañaría ver tres jugadores de su equipo en el Juego de Estrellas, y Harris sería uno junto a Simmons y Embiid. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*