Yomar Alamo dominó claramente al mexicano Salvador Briceño para retener su cetro junior welter de la NABO, el organismo regional afiliado a la Organización Mundial de Boxeo (OMB), en uno de los combates estelares del programa celebrado en la noche del viernes en el Osceola Heritage Parks Events Center de Kissimmee, Florida.

En el choque semiestelar, Jeyvier Cintrón también se impuso por decisión en un fuerte encuentro con el japonés Koki Eto en una eliminatoria de la OMB para las 115 libras.

Alamo mejoró su marca a 17-0 con 12 nocauts al imponerse por tarjetas de 98-92, 96-94 y 98-92 sobre Briceño (16-5 y 11).

El peleador de Aguas Buenas utilizó un ataque consistente y preciso frente a un rival que le opuso resistencia en todo momento, pero después un comienzo parejo empezó a despegarse a partir del quinto episodio y en el 10 asalto, en vez de asumir una actitud conservadora para preservar su ventaja, se lanzó con todo al ataque en busca del nocaut.

Jeyvier Cintrón y su grupo se disfrutan la victoria en su pelea de revancha contra Eto. A la ziquierda, Paco Valcárcel, presidente de la OMB. [suministrada/All Star Boxing]

“Quise demostrar al final que estoy listo para pelear por un título mundial”, dijo Alamo, clasificado decimo por la OMB en las 140 libras.

“Fue un rival incómodo, como se vio, pero usé todas mis herramientas tal como me dijeron que utilizara”.

“Hoy fue un día importante porque un puertorriqueño, Oscar Collazo, ganó oro en los Panamericanos y Cintrón y yo conseguimos victorias, y él se colocó a una pelea del título mundial”.

El zurdo Cintrón (11-0 y cinco), clasificado tercero en las 115 libras por la OMB, derribó al segundo clasificado, Eto (24-5-1 y 19) con un perfecto recto de izquierda en el segundo episodio, y aunque luego el japonés se recuperó y presionó la acción, Cintrón demostró que ha aprovechado bien las enseñanzas de su entrenador, Iván Calderón, y dominó a su rival, más alto y de buena pegada, con sus movimientos constantes y oportunos ataques a la riposta.

Los tres jueces le dieron la pelea 99-90.

La pelea fue una revancha del choque que tuvieron el 25 de mayo en el mismo escenario, el cual fue declarado nulo cuando el japonés derribó y dejó en mal estado al boricua con un cabezazo a la mandíbula.

“Estamos bien contentos porque nos acercamos más a mi sueño de ser campeón mundial”, dijo Cintrón. “En la pelea más importante de mi carrera vencí a un rival experimentado como es Eto y le trajimos esta victoria a Puerto Rico, como esperábamos”.

En otros combates en el que participaron boricuas, el peso pluma Christian Camacho (8-1-1 y un nocaut), hijo del legendario Macho Camacho, empató en un choque a seis asaltos con el mexicano Jonathan ‘Zurdo’ Lecona (18-24-5 y seis); Henry Lebrón (10-0 y ocho), de Aguadilla, noqueó en dos asaltos y en las 130 libras a Edward Kakembo (10-8 y tres), de Uganda y el también  aguadillano Orlando González (12-0 y ocho) superó por decisión en seis episodios al peso pluma a Aldimar Silva (21-17 y 13), de Brasil, quien sufrió su quinta derrota seguida.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*