De 3-3 con tres impulsadas

Clayton Kershaw casi nunca necesita mucho respaldo ofensivo, pero de todas maneras los Dodgers batearon 12 hits y anotaron nueve carreras para facilitarle la gestión en la pela 9-1 sobre los Marlins. Y el principal responsable de ese exabrupto fue Edwin Ríos, quien sacudió los dos primeros cuadrangulares de su incipiente carrera y un sencillo en cuatro turnos, con tres carreras impulsadas (4) y tres anotadas. Promedia .346.

El 26 para Eddie Rosario

Los Mellizos empezaron el juego de una manera auspiciosa, pero terminaron perdiendo 6-5 ante los Cerveceros el miércoles. De las dos rayitas que marcó Minnesota en el primer episodio, una fue producto del jonrón número 26 de Rosario, quien con el batazo remolcó su carrera número 79. Bateó de 4-1 y promedia .286.

Segundo salvado para Jiménez

El relevista convertido en cerrador de ocasión por los Tigres vino a trabajar la novena entrada con el juego contra los Marineros a favor 3-2, y procedió a retirar a los tres bateadores—con un ponche—para apuntarse su segundo rescate de la temporada y reducir su promedio de efectividad a 4.76.

Se enfría Carlos Correa

Aunque ha lucido bien con el bate y con el guante desde que regresó de la lista de lesionados, el torpedero de los Astros no vio la luz del día en la serie de tres juegos contra los Medias Blancas, al irse de 9-0 en total, aunque en el partido del miércoles recibió tres bases por bolas. Su promedio bajó a .286.

De León sube, lanza y baja

El tirador derecho José de León fue ascendido el miércoles por los Rays y de inmediato fue lanzado a la candela, en lo que fue su debut en las Mayores este año y su primera presentación desde el 2017. De León, de 27 años, trabajó dos entradas en relevo en la derrota 7-2 ante los Padres, permitiendo un hit y una carrera limpia y ponchando a tres. Entró a trabajar en la sexta entrada y la sacó uno, dos y tres, con un ponche, pero la séptima fue toda una complicación. Regaló un boleto y permitió un hit de Manny Machado, antes que un lanzamiento salvaje adelantara los corredores. Luego de un ponche y una base intencional para llenar las almohadillas, vino otro ponche y luego un pelotazo, entrando una carrera. Cerró el inning con un  roletazo en el cuadro. Luego del partido se anunció que había sido enviado nuevamente a la sucursal Triple A en Durham.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*