Aunque ya estaba enterado de que iba a ser así, no por eso la situación se le hace más agradable.

Después de todas las celebraciones y homenajes de las que justamente ha sido objeto luego de ganar la medalla de oro en los recientes Juegos Panamericanos de  Lima en las 114 libras, el villalbeño Oscar Collazo se encuentra encarando la realidad de que esa división fue eliminada para los Juegos Olímpicos de 2020 en Tokio, por lo que él no podrá completar su ciclo olímpico.

“Claro que uno se siente frustrado, porque para eso es que uno estaba trabajando”, dijo el peleador de 22 años. “No es justo que la eliminen así, de un día para otro”.

De hecho, ya desde antes de los Panamericanos se esperaba esa decisión como parte de la reorganización de divisiones en el boxeo olímpico.

De buenas a primeras, pues, Oscar deberá decidir si trata de aspirar a representar a Puerto Rico en la division superior —las 114 libras— o saltar de inmediato al profesionalismo.

“Eso es lo que estoy analizando ahora con mi familia”, dijo Collazo. “Espero tener una decisión a más tardar para noviembre”.

“Pero ya tengo unas buenas ofertas (para el profesionalismo)”, agregó.

Si decide aspirar a representar a la Isla en las 114 libras, lo más probable es que Oscar tenga que terminar midiéndose en una eliminatoria con Yankiel Rivera, otra de las principales figuras de la selección boricua y ganador de la medalla de bronce en los Juegos de Lima.

“O quizá Yankiel suba de peso”, especuló Oscar.

El problema con esa opción es que, de acuerdo al reducido panorama de divisiones que existe ahora para el boxeo olímpico —apenas ocho para varones y cinco para mujeres—, la próxima división después de las 114 libras es la de las 123 libras.

Y Robert Rodríguez, director de torneos de la federación boricua, opinó que “en Lima, los rivales que tuvo Yankiel en las 114 ya eran más grandes que él”.

Aparte de eso, precisamente para que no confligiera con Yankiel, ya la federación boricua ha venido incubando para las 123 libras a Jan Paul Rivera, medallista de plata en el pasado Mundial Juvenil en las 114 libras, quien hace poco se hizo campeón nacional juvenil de las 123 libras y ya tendrá 19 años y podrá competir como adulto y buscar clasificar para las Olimpiadas.

“Yo creo que Oscar es muy pequeño para las 114”, opinó Rodríguez, “y quizás este sea el momento para que entre al profesionalismo después de ese oro”.

“En profesional él puede pelear en 105 o en 108 y, para mí, él se gana a todos los que están por ahí”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*