“Pienso que hice un de las mejores peleas en mi carrera pero simplemente llegó el golpe del que nunca me recuperé en el séptimo. Estaba ganando y haciendo un trabajo inteligente, pero así es el deporte y el boxeo. Me demostré a mismo que todavía me queda boxeo”.

Así escribió en su cuenta de Facebook el cagüeño Jonathan ‘Bomba’ González este sábado, horas después de haber caído por nocaut técnico a los 2:49 minutos del séptimo episodio ante Kosei Tanaka al disputar el cetro mosca de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) en Nagoya, Japón.

La pelea concluyó cuando el árbitro Celestino Ruiz, un puertorriqueño radicado en Chicago, no dejó que continuará peleando el zurdo boricua de 28 años, ahora con marca de 22-3-1 y 13 nocauts, después de reincorporarse tras caer a la lona por tercera vez en ese episodio.

Pero la caída verdaderamente decisiva había sido la primera, producto de un gancho al cuerpo, que fue la que dejó en mal estado a González frente a Tanaka, de 24 años, quien quedó con marca de 14-0 y ocho luego de su defensa mandatoria ante su primer retador.

Después de seis asaltos, sin embargo, González parecía llevar la mejor parte: luego de sufrir una caída en el tercer episodio, él a su vez había derribado a Tanaka con un izquierdazo en el cuarto episodio.

Y, después de seis asaltos, dos de las tarjetas favorecían al boricua, 58-54 y 57-55, mientras que la otra tarjeta tenía la pelea 56-56.

En su reseña, Jake Donovan, de BoxingScene.com,. escribió: “Después de su caída, el ídolo local parecía afectado y González iba ganando confianza, en todo momento llegando primero con sus golpes en los asaltos quinto y sexto, a la misma vez que confundía a su oponente con sus movimientos. Tanaka se limitaba a avanzar con torpeza, sin apenas poder tirar el jab, totalmente confundido e incapaz de descifrar cómo detener a su rival”.

Pero entonces llegó el fatídico séptimo episodio.

“No salimos con la mano en alto pero me siento orgulloso del trabajo que se hizo, y si tengo que ir otra vez al fin del mundo contigo otra vez voy”, escribió en Facebook el entrenador Alex Caraballo, del gimnasio Cheo Aponte de Caguas, quien, junto a Orlando Piñero, asistió en la esquina al padre del peleador, Luis González.

“No hay por qué bajar la cabeza a nadie: a cualquiera le dan bien abajo, no todos aguantan y son pocos los que paran: tiene más bolas que King Kong”.

Las especulaciones son que Tanaka, quien ha sido campeón en tres categorías, pudiera optar por dejar el título de las 112 libras para aspirar al cetro supermosca de la OMB, donde próximamente Kazauto Ioka, campeón de cuatro categorías distintas, debe hacer a su vez una defensa obligatoria ante otro zurdo boricua: Jeyvier Cintrón.

En ese caso, debido a su meritoria actuación ante Tanaka, es posible que Bomba sea considerado como posible aspirante a la corona vacante, de forma parecida a como ocurrió con Angel ‘Tito’ Acosta, quien recibió la oportunidad de pelear —y ganar— el cetro de las 108 libras después de hacerle una gran pelea a Tanaka y perder por decisión, cuando este abandonó el cetro para disputar el de las 112 libras.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*