Este sábado en la noche en Filadelfia, el boricua Jeremy Adorno, excampeón nacional juvenil de Estados Unidos en las 123 libras, estará haciendo su segunda pelea como profesional en una cartelera de la empresa Top Rank, que lo firmó a un acuerdo promocional el año pasado.

Con marca de 1-0, Jeremy, de 18 años, estará midiéndose al mexicano Fernando Robles, en la cartelera que estelarizará el descendiente de boricuas Jason Sosa (22-3-4 y 15), excampeón mundial junior ligero de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), también ligado a la Top Rank.

Hijo del entrenador puertorriqueño radicado en Estados Unidos, Aníbal Adorno, Jeremy es el hermano menor—por un año— de Joseph Adorno (13-0 y 11), una de las principales promesas de la empresa del promotor Bob Arum.

“La pelea con Robles es fuerte”, dijo Aníbal. “Su derrota fue por decisión a seis asaltos con Aaron Morales, un prospecto de la Golden Boy”.

Morales tenía marca de 5-0 con tres nocauts.

Pero para sus próximas presentaciones, dijo el entrenador, Jeremy estará actuando en la misma cartelera con su hermano Joseph.

“Ya tenemos dos fechas”, dijo, “el 18 de octubre, en Filadelfia, y el 14 de diciembre en el Madison Square Garden”.

“A los dos Top Rank los firmó cuando tenían 17 años y la empresa quiere promocionarlos como la primera pareja de hermanos que ha tenido la compañía”.

El trasfondo de ellos es un poco diferente, sin embargo: “Yo soy de (el residencial) Manuel A. Pérez”, dijo Aníbal, “pero al poco tiempo nos mudamos a Estados Unidos y Joseph nació por acá. Entonces regresamos a Manuel A. Pérez y Jeremy nació en Puerto Rico. Vivimos como ocho años allá y ellos empezaron en el boxeo”.

“Yo los llevaba a los gimnasios de Barrio Obrero y Parcelas Falú”.

Posteriormente, la familia regresó a los Estados Unidos y reside en Allentown, Pensilvania, donde Jeremy, recién graduado de escuela superior, se hace llamar ‘Magic Hands’, mientras que Joseph, privilegiado con un demoledor gancho de izquierda, responde al mote de ‘Blessed Hands’ y está concentrándose ahora en las 135 libras después de haberse iniciado como profesional en las 130.

“En realidad estamos en el mismo medio”, dijo su padre. “Lo que pasaba es que cuando estábamos en las 130 libras los rivales que nos conseguían eran 135, y siempre teníamos que estar regalando libras, así que decidimos subir de peso, al menos por ahora”.

Sosa estará haciéndole frente a Haskell Lydell Rhodes (27-3-1 y 13), un habilidoso estilista ligado a la Premier Boxing Champions de Al Haymon, en un combate que se convirtió en el estelar de la transmisión por ESPN+ cuando sufrió una lesión el peso pluma irlandés Carl Frampton, quien debía protagonizar la cartelera en un enfrentamiento con el mexicano Emmanuel Domínguez.

He tenido un par de victorias seguidas, y después de esta pelea estaré listo para pelear contra cualquiera de los campeones del mundo”, dijo Sosa, nacido y radicado en Nueva Jersey, luego de participar en una actividad promocional el jueves. “He estado en ese nivel antes, y sé que puedo hacerlo de nuevo”.

En el programa estará activo también el peso mediano de ascendencia boricua, Edgar Berlanga (11-0 con 11 nocauts, todos en el primer asalto), chocando a ocho episodios con el francés Gregory Tenel (11-4-2 y tres), e incluirá el debut como profesional del cubano Robeisy Ramírez, doble campeón olímpico, frente al peso pluma Adan González (4-2-2 y dos), de Colorado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*