Luego de la decepción sufrida por el equipo en 2018, cuando se quedó fuera de la postemporada luego de haber ganado el campeonato de su sección en 2017, la gerencia de los Cardenales de Lajas tomó varias decisiones importantes.

La primera consistió en reclutar como dirigente al experimentado Joel Morales; la segunda, la firma del novato Gerani Colón para defender la primera base y, por último, cuando ya la temporada estaba en progreso, la adquisición del abridor Javier Machuca en un cambio con Cidra.

Y todavía hay una adquisición adicional que sigue pendiente y en apelación: la del lanzador profesional José de la Torre.

“Yo diría que el cambio por Machuca fue lo que terminó de cuadrar al equipo”, dijo el peñolano Morales, un extorpedero de 43 años que antes había dirigido a Cabo Rojo, Sabana Grande y, durante nueve años seguidos, a los Petroleros de su pueblo, con los que regresó el año pasado antes de tener que renunciar por razones personales.

“Machuca nos da un segundo abridor probado, porque antes solo contábamos con Mario Santiago”, explicó.

Joel Morales, dirigente de los Cardenales de Lajas. [suministrada]

En efecto, con los Cardenales, Machuca tuvo marca de 4-2 y 1.32 de efectividad en 47.2 entradas durante la campaña regular, complementando perfectamente al profesional Santiago (5-2, 3.49 en 49 episodios).

“Pero también nos ayudó que nos llegaron varios lanzadores colegiales para fortalecer nuestro bullpen con sus brazos”, agregó.

De esa manera, luego de haber jugado el año anterior para 8-8, los Cardenales tuvieron este año marca de 12-8 en la campaña regular, para empatar en el liderato de la Sección Suroeste con los Piratas de Cabo Rojo.

“Pero ellos llegaron primeros para la postemporada por habernos ganado 3-1 la serie particular”, dijo Morales.

Este explicó que Lajas le ofreció la dirección este año por buscar un dirigente experimentado que, además, estuviera familiarizado con la sección.

La llegada de Colón resultó ser, entretanto, otra adquisición clave: el novato inicialista bateó .354 con cinco jonrones —tres de ellos en un mismo juego— y 22 remolcadas, liderando el equipo en esas tres facetas.

“El es un  muchacho de Arroyo que estudia en el Turabo y estaba jugando en el torneo de la LAI, donde dio seis o siete cuadrangulares”, explicó. “Nuestro gerente general —Javier Pérez— lo vio, lo invitó a las practicas… y ha sido la pieza clave en nuestra ofensiva”.

Entonces, antes de que iniciara la final seccional contra Cabo Rojo que ahora se encuentra empatada 2-2, los Cardenales pensaron que habían conseguido otra pieza importante: De la Torre.

Aunque este había sido reclamado por Coamo en el sorteo de jugadores profesionales antes del torneo, Lajas se acercó a él cuando se determinó que Coamo no había cumplido con el requisito de notificarle su selección a los 30 días.

Entonces, el 5 de junio, el equipo solicitó su activación a la Liga bajo la regla de que un jugador nuevo podía entrar por un jugador lesionado, en este caso el jugador del cuadro Frank Sánchez.

Pero luego la liga denegó el permiso cuando otro equipo presentó evidencia de que Sánchez se había recuperado de su lesión y podía jugar, por lo que no podía ser reemplazado por De la Torre.

“Pero ese es un  caso que sigue y que va a continuar hasta sus últimas consecuencias”, dijo Morales.

Entretanto, Cardenales y Piratas se encaminan a decidir cuál de los dos equipos avanza al Carnaval de Campeones cuando reanuden su serie final de la Sección Suroeste este viernes en Cabo Rojo, designando Morales a Santiago para abrir ese encuentro y a Machuca para abrir el sábado en Sabana Grande, donde Lajas está jugando como local.

El séptimo juego, de ser necesario, sería el domingo en Cabo Rojo.

“Ha sido hasta ahora una serie de equipos visitantes—los visitantes han ganado los primeros cuatro juegos— y son dos equipos muy parejos y muy parecidos”, dijo el dirigente.

“Para nosotros, la clave es detener a su primer bate, Joel Rivera, que se embasa mucho y es muy rápido, pero los dos equipos dependemos del pitcheo y de la defensa, y va a ganar quien cometa menos errores”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*