De acuerdo a como se expresó este jueves en una conferencia telefónica relacionada con su pelea unificatoria del 20 de julio con Keith Thurman, ni siquiera a sus 40 años Manny Pacquiao está considerando la posibilidad de dejar el boxeo.

“En todo momento yo estoy pendiente de mi cuerpo, de mis habilidades”, dijo el legendario peleador filipino, “y encuentro que todavía esto en grandes condiciones y con gran ánimo, feliz cuando estoy entrenando”.

“Una de mis motivaciones para esta pelea”, dijo Pacquiao (61-7-2 y 39 nocauts), “es que hay alguna gente que piensa que ya no soy igual debido a mis 40 años, y quiero probarles que están equivocados”.

“Me encanta el ejercicio”, agregó Pacquiao, quien ocupa un escaño en el Senado de su país. “Después que hago una pelea, no vuelvo a pisar un gimnasio de boxeo hasta que no tengo otra pelea programada, pero aún así hago ejercicios prácticamente todos los días, cuatro y cinco horas diarias”.

“Hago jogging, juego baloncesto…”.

Pacquiao y Thurman se medirán la semana entrante en Las Vegas. [suministrada]

“Incluso si perdiera”, agregó, “puedo seguir y hacer otra pelea si me sigo sintiendo bien”.

Pacquiao, quien ha ganado 10 cetros en ocho divisiones, desde el peso mosca hasta el junior mediano, reina actualmente como campeón welter ‘regular’ de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), y enfrentará en Thurman (29-0 y 22) nocauts) al supercampeón del mismo organismo en el MGM Grand de Las Vegas en una presentaciٕón por Fox pay-per-view, y aunque es un ligero favorito, muchos consideran que Thurman, de 30 años, puede ser su mejor contrincante desde que enfrentó con Floyd Mayweather, Jr. en 2015.

Pero su entrenador, Freddie Roach, con quien Pacquiao lleva entrenando cuatro semanas en su gimnasio Wild Card de Los Angeles después de haberlo hecho por otras cuatro semanas en Filipinas, no lo cree así.

“Manny ha enfrentado otros buenos rivales, así que no diría que él (Thurman) es el mejor”, dijo. “Thurman es un peleador sólido, que tiene pegada, pero creo que Manny lo va a abrumar con su velocidad, como siempre hace con sus rivales”.

“Thurman nunca se ha enfrentado a un peleador de la velocidad de Manny”.

“No estoy prediciendo un nocaut”, agregó, “pero sí aseguro que si Thurman se para a intercambiar golpes con él, Manny lo va a noquear”.

Thurman ganó el título interino de la AMB en 2013 y lo defendió tres veces antes de convertirse en campeón en propiedad en 2015 con una victoria por decisión sobre Robert Guerrero. Desde entonces ha hecho otras cuatro defensas, incluyendo, en marzo de 2017, una controvertida victoria por decisión dividida en un combate unificatorio con el entonces campeón del CMB, Danny García.

Pero una lesión del hombro izquierdo, y una operación del mismo en mayo de 2017, le mantuvieron fuera de acción hasta que reapareció el pasado 26 de enero con una deslucida victoria por decisión mayoritaria ante el desgastado Josesito López.

“No le presto importancia a la forma en que él lució en esa pelea”, dijo Pacquiao, “porque sé que venía de una larga inactividad y de haber tenido una lesión y, como boxeador, yo sé cómo uno se siente en esos casos”.

“Pero sí sé que vendrá en un 100% de condiciones esta vez”, dijo, “entre otras cosas porque sabe que no va a pelear con Josesito López, sino con Manny Pacquiao”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*