Kennys Vargas acaba de regresar a la acción luego de haber sido operado de la vista dos semanas atrás, y el toletero boricua espera tener un buen fin de temporada en su primer año en la Liga de Japón para mejorar sus probabilidades de conseguir un buen contrato para el 2020.

“Llevo dos juegos en las Menores desde mi regreso de la operación realizada en en la cínica Taboas de Plaza las Américas”, dijo el toletero ambidiestro de 28 años de edad que quedó galardonado como Jugador Más Valioso de la liga invernal boricua en la pasada campaña.

“El equipo (Chiba Lotte Marines) me envió a Puerto Rico para la operación y gracias a Dios estoy totalmente recuperado”.

“La operación era por astigmatismo y sí fue algo que afectó mi juego acá porque los estadios tienen muchas letras blancas al fondo y perdía la bola con facilidad”.

Así, Vargas, quien jugó en las Mayores entre 2014 y 2017 con los Mellizos de Minnesota y que promedió .376, con seis jonrones y 20 remolcadas en la temporada regular con los Indios de Mayagüez, apenas está bateando .179 con un jonrón y seis remolcadas en 102 turnos con los Marines luego de firmar un contrato de un año valorado extraoficialmente en  $1.5 millones.

Luego del mal comienzo ha estado jugando con la sucursal de los Marines en las Menores, donde batea .283, con dos jonrones y siete impulsadas en 59 turnos.

“No he tenido mucha participación con el equipo grande como se esperaba y soy agente libre (para el próximo año”, dijo. “Por eso hay muchos scouts viendo los juegos de las Menores, tanto de Japón como de Corea, así que estoy enfocado en terminar bien la temporada en la liga japonesa y me concentraré en recibir una extensión con mi equipo, Chiba Lotte Marines”.

“Los equipos reconocen mi calibre como pelotero”, agregó. “Es por eso que han empezado a chequearme para la próxima temporada aunque, de no ser contratado, no descarto regresar a los Estados Unidos nuevamente”.

Tal como están las cosas ahora, él estaría disponible para regresar con los Indios para la temporada que comienza el 15 de noviembre.

“Me encantaría jugar, pero nadie me ha hecho ningún acercamiento todavía”, dijo. “Es como si los MVP y campeones de bateo no contaran para la siguiente temporada, pero ellos sabrán sus planes”.

“Pero todo dependerá de mi estatus”, prosiguió. “Si estoy agente libre, estaría jugando desde el principio, y, de tener contrato estaría jugando en diciembre y parte de enero o no jugar, dependiendo de si tengo o no el permiso”.

Estando ya bajo contrato para jugar en Japón, Vargas tuvo permiso para jugar toda la temporada regular y el round robin semifinal ante de tener que abandonar a los Indios en el pasado torneo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*