Los Sixers apuestan al mollero

De cara a la apertura de la agencia libre, los Sixers de Filadelfia eran uno de los equipos más difíciles de predecir. Con tres de sus cinco titulares completamente libres para mudarse a otro equipo, y una angustiosa salida en la segunda ronda de la postemporada cuando Kawhi le rompió el corazón a los fanáticos de Fili con el histórico canastazo en el séptimo juego de la serie, no hubiese sorprendido ninguna ruta elegida.

En una liga contagiada por la homogeneidad, con los equipos buscando versatilidad defensiva y tiro a distancia, los Sixers pivotearon a un estilo más tradicional, el cual le puede dar más sabor a la Conferencia del Este.

Con Golden State muy posiblemente fuera del panorama, al menos por el próximo año, Filadelfia apostará a la altura, dominando la pintura en ambos lados de la cancha y utilizando el mollero en lugar de la finura del juego de perímetro.

La firma de Al Horford fue la más sorpresiva del primer día de la agencia libre. El dominicano, quien ha jugado centro desde que entró a la liga en el 2007, ahora se mueve a la posición de power forward, formando un dominante dúo junto a Joel Embiid, que recuerda a la vieja escuela de la liga. La movida es una ingeniosa en varios frentes. En primer lugar, nadie ha defendido a Embiid en la postemporada mejor que Big Al, y el extraerlo de unos posibles contrincantes ya lo hace una útil táctica.

Por otra parte, su presencia les permite a los Sixers descansar durante la temporada regular a Embiid, quien en ocasiones luce de 70 años en la postemporada, ya sea con una reducción de minutos o reposándolo juegos completos en la temporada regular, o como póliza de seguro en el peor de los casos de una lesión.

Los Sixers retuvieron los servicios de Tobias Harris, por quien sobrepagaron al son de $180 millones por cinco años. La firma era una casi obligatoria luego de dar muchos bienes a los Clippers por sus servicios el pasado febrero. En los otros 29 equipos, Harris sería muy probablemente el power forward titular, pero en el gigantismo de la ciudad del amor fraternal, será small forward. Tobias fue rezagado a un rol de reparto en los playoffs, convirtiéndolo en un tirador de las esquinas mientras se malgastaba su habilidad de poner la bola en el piso y atacar los close outs.

La salida de Jimmy Butler le debe devolver un poco del protagonismo ofensivo que disfrutaba con los Clippers. Butler, enviado al Heat en una firma y cambio por Josh Richardson, se puede ver como adición por sustracción. Jimmy ha agotado su bienvenida en varios equipos por su personalidad aparentemente difícil de tolerar por sus compañeros de escuadra.

Su habilidad de crear ofensiva fue vital en la postemporada y habría que ver quién toma la batuta de ese lado de la cancha cuando los huevos se ponen a peseta. La salida de JJ Redick, quien firmó por dos años y $27 millones con los Pelicans de Zion, puede doler aún más. Su habilidad de abrir la cancha gracias a la amenaza constante que presenta su tiro a distancia era esencial para una ofensiva que cuenta con un armador que no se atreve a tirar fuera de la pintura. La bienvenida de Richardson puede aliviar un poco las penas, presentando más versatilidad que JJ en ambos lados de la cancha.

La presencia de Ben Simmons siempre va a complicar la ofensiva a pesar de su inmenso talento. Los Sixers van a tener que aprovechar la ofensiva en el rompimiento rápido y contar con los músculos en la media cancha. Defensivamente los contrincantes se encontrarán con un mar de brazos. Con Simmons, 6-10, Richardson, 6-6, Tobias, 6-9, Horford, 6-10 y Embiid, 7, Filadelfia presenta uno de los cuadros más grandes de la pasada década, que aunque se encontrará con problemas en el lado ofensivo en lo que se acopla, puede que haya encontrado una ruta alterna al campeonato.

Con Leonard despidiéndose de la conferencia para unirse a uno de los equipos de Hollywood, los Sixers comenzarán la temporada batallando con los Bucks como el equipo dominante del Este.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*