“Es un futuro campeón”

El riesgo que se corrió su grupo de trabajo al aceptar una pelea con un prospecto invicto ligado a la poderosa empresa Top Rank rindió frutos en la noche de este viernes, cuando el fajardeño Subriel Matías se convirtió de pronto en la gran nueva figura del boxeo boricua al imponerse por nocaut kuego del undécimo asalto sobre el ruso Maxim Dadashev.

Pero Matías no pudo celebrar mucho su victoria: luego de detenido el combate, Dadashev vomitó y fue incapaz de caminar hasta los camerinos, siendo eventualmente retirado de de la arena en una camilla y llevado al hospital.

Posteriormente se informó que estaba en condición crítica y que tendría que ser intervenido quirúrgicamente para aliviarle la presión cerebral.

Dadashev, tercer clasificado entre los junior welter de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), dejó su marca en 13-1 con 11 nocauts cuando no salió a combatir en el último asalto de la pelea eliminatoria por el segundo lugar en el ranking de la FIB para las 140 libras celebrada en Oxon Hill, Maryland, y transmitida por ESPN+.

De 27 años de edad, Subriel, octavo clasificado, mejoró su marca a 14-0 con 14 nocauts y dejó constancia de que, al igual que habían comentado antes algunos analistas, posee un estilo que hacer recordar el de Félix ‘Tito’ Trinidad con su ataque constante y amplio arsenal de golpes.

Desde el comienzo de la pelea, Subriel asumió el ataque y en gran medida dominó el encuentro durante los primeros asaltos con su ofensiva constante, combinando golpes a la cabeza y el cuerpo.

Dadashev, de 28 años y entrenado por el excampeón mundial James ‘Buddy’ McGirt, exaltado al Salón de la Fama del Boxeo Internacional este año, en todo momento estuvo retrocediendo y peleando a la riposta, a la vez que constantemente daba vueltas alrededor del ring.

Presionado por McGirt en su esquina, Dadashev comenzó a prestar mayor resistencia del asalto octavo en adelante y tuvo sus mejores momentos en los episodios nueve y 10, cuando se enfrascó en fuertes intercambios con el boricua, quien parecía cansado y fallaba muchos golpes.

Sin embargo, Subriel, entrenado por  el veterano Alex ‘Cano’ Matos, reacciónó en el décimo episodio y terminó el undécimo asalto lastimando a su rival.

Después de hablarle enérgicamente en su esquina,  McGirt le gesticuló al árbitro para que parara la pelea.

“No podía convencerlo que de que dejara de pelear”, dijo McGirt posteriormente, “pero al mismo tiempo yo estaba viendo que cada vez le estaban entrando más golpes limpios y me dije: “¿Vale la pena esto? Un solo golpe puede cambiarle toda la vida a un tipo y yo no iba a permitir que pasara eso. Mejor que estuviera enfurecido conmigo por un día, en vez de estarlo por el resto de su vida”.

McGirt afirmó que, “Subriel Matías es fuerte y es un futuro campeón del mundo”.

Radicado en Oxnard, California, Dadashev había hecho toda su carrera en los Estados Unidos después de un extenso historial de más de 300 combates en el aficionismo.

“Supe que con atacarle mucho el cuerpo, la pelea se iba a acabar antes del límite y así fue que lo logramos. Simplemente seguimos demostrando que Fresh Productions es la mejor compañía”, exclamó Matías.

El promotor de Matías, Juan Orengo, de Fresh Productions Boxing, dijo: “Aunque Dadashev tenía el triple de peleas que Subriel y logros en el boxeo aficionado, y esto sin decir que ya le había ganado a dos excampeones mundiales, sabíamos que con guantes de ocho onzas, la historia iba a ser diferente. Ahora nos toca esperar que anuncien oficialmente la fecha de la pelea de unificación entre Taylor y Prograis para definir los próximos pasos a seguir del orgullo de Maternillo”.

Con la victoria, Matías se convirtió en el retador obligatorio del campeón mundial de la FIB Josh Taylor, quien tiene previsto para el otoño, enfrentarse al campeón mundial de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) Regis Prograis, en pelea de unificación de títulos, como parte de la final del torneo World Boxing Super Series.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*