Tanto el californiano de ascendencia mexicana, Andrew Cancio, como el boricua Alberto ‘El Explosivo’ Machado, se expresaron con suma confianza en torno al choque de revancha que ambos sostendrán el viernes 21 de este mes en el Fantasy Springs Resort Casino de Indio, California, en disputa del cetro junior ligero de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Y Cancio (20-4-2 y 15 nocauts), quien conquistó el cetro de las 130 libras al noquear a Machado (21-1 y 17)  en el mismo escenario del pasado 9 de febrero, naturalmente pronosticó un resultado similar cuando ambos peleadores respondieron preguntas en una mesa reonda con periodistas locales en Los Angeles este martes.

“No veo que pueda ocurrir nada diferente”, dijo Cancio. “Solo que me siento fuerte y más rápido”.

“Aunque me sigue molestando que sigan usando lo del peso como la razón por la que perdió”, agregó, refiriéndose a que luego del revés, Machado y su grupo argumentaron que el peleador había tenido que rebajar abruptamente por no contar con tiempo suficiente para su preparación.

“Para mucha gente fue una sorpresa que yo lo venciera”, agregó Cancio. “Pero como dije antes de la pelea, yo sabía lo que yo iba a hacer. De la forma en que se desarrolló mi campo de entrenamiento, yo apenas estaba empzando a caer en ritmo cuando llegó la pelea”.

Los peleadores se vieron cara a cara con miras a su pelea de revancha del día 21. [suministrada]

“Pero esta es la primera vez en algún tiempo que he estado muy activo y he tenido dos entrenamientos seguidos”.

“Mi cuerpo está respondiendo con mucha más rapidez y no veo que vaya a pasar nada distinto en esta pelea”, agregó. “Yo creo que él sencillamente se topó con alguien que puede recibir golpes y al que pueden tumbar, pero que sabe levantarse y pelear con más fuerza todavía. Finalmente se topó con alguien que se le iba a parar de frente y cambiar golpes con él. Yo le dije a la gente que él nunca se había subido a un ring con alguien como yo”.

“Pero antes de la pelea él se la pasó diciendo que había tenido un buen campo de entrenamiento”, agregó. “No dio ninguna excusa hasta después de que perdió”.

“Vamos a caerle encima desde el principio”, continuó. “Mejor que esté listo. Sé qué tengo que hacer para impedir que él sea peligroso”.

Machado le respondió.

“No quiero hablar demasiado (acerca de llegar con dos semanas de retraso al campo de entrenamiento de Freddie Roach) porque le quiero dar todo el crédito a Cancio. El hizo su trabajo y ganó la pelea. Yo tuve una situación con mi familia: tengo un hijo de un año de edad y él tuvo que ser operado de la entrepierna. Yo tuve que quedarme con mi esposa en Puerto Rico”.

“El proceso de recuperación en un bebé es muy complicado. Se me hizo muy difícil venir para acá. Y vine en una condición que no era la que yo estaba acostumbrado a tener”.

“Dos semanas antes de la pelea yo tenía 17 libras de sobrepeso”, agregó. “Una semana antes, todavía estaba 11 libras por encima. El día antes del pesaje, tenía seis libras de más. Fue duro para mí, pero esto es parte del boxeo. Asumo toda la responsabilidad”.

“Mi manejador, Juan de León, es la persona que siempre está cerca de mí. El sabe bien por todo por lo que yo pasé. Pero ahora me estoy preparando como debe ser, y estoy extra motivado. Van a ver al verdadero Machado. Será un Machado explosivo, rápido e inteligente”.

“Aunque la pelea terminó de esa manera, yo estaba consciente de que podía derrotarlo”, agregó. “Cuando la Golden Boy Promotions y la Miguel Cotto me llamaron, yo les dije que quería la revancha. Quería hacer el sacrificio, pero voy a hacer el peso sin problemas. Van a ver. Estoy decidido y motivado”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*