Roach no estará en la esquina de Tito

El 6 de agosto de 2016, en una cartelera celebrada en el coliseo Cosme Beitía, de Cataño fue la última vez que Angel ‘Tito’ Acosta y Alberto ‘El Explosivo’ Machado vieron acción en una misma cartelera.

En un programa de la Miguel Cotto Promotions, Tito, que era el semiestelarista con marca de 13-0 y 13 nocauts, despachó en el primer asalto al veterano peleador dominicano Juan Guzmán y Machado, en la estelar con récord de 14-0 y 12, dispuso en el segundo episodio al mexicano Yardley Armenta Cruz, quien el año pasado, al parecer ansioso por recibir otro nocaut, regresaría a Puerto Rico para también sucumbir en el segundo episodio ante Félix Verdejo.

El viernes 21 de este mes, entretanto, Machado y Tito, por primera vez desde entonces, volverán a estar peleando en una misma cartelera, pero en unas circunstancias drásticamente diferentes: en la cartelera que la Golden Boy Promotions presentará en el Fantasy Springs Casino de Indio, California, en colaboración con la empresa de Cotto, Machado, ahora con marca de 21-1 y 17, tratará de reconquistar el cetro junior ligero de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) ante el descendiente de mexicanos Andrew Cancio (20-4-2 y 15), mientras que Tito (20-1 y 20), otra vez como semiestelarista, expondrá por cuarta vez su cetro minimosca de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) al enfrentarse al mexicano Elwin ‘Pulga’ Soto (14-1 y 10).

Ambos, naturalmente, han venido entrenando las últimas semanas en el gimnasio de Freddie Roach, el Wild Card, en Los Angeles, donde también se encuentra el manejador y comanejador de ambos, Juan de León.

Tanto Machado como Acosta se encuentran entrenando en el gimnasio Wild Card, de Freddie Roach. [suministrada]

La noche de la cartelera, sin embargo, Roach, quien estuvo de líder en la esquina de Tito para su defensa ante Ganigan López el pasado 30 de marzo en el mismo escenario, no va a estar junto a él.

“Para esta pelea, el mismo Tito pidió que estruviéramos dirigiendo su esquina los mismos que habíamos estado con él durante toda la última parte de su carrera, Javier Arce y yo”, dijo De León.

“Y vamos a tener con nosotros en la esquina al doctor Ramón Negrón, que va a ser el cutman, y al preparador físico César Pillot”.

“Yo he sido el que ha estado dirigiendo todos sus entrenamientos aquí (en Los Angeles), aunque, claro, estamos usando el gimnasio de Freddie y, con mucho respeto, yo me paso consultándolo acerca de lo que esté viendo con Tito”.

Freddie, entretanto, se ha concentrado en Machado, y será quien dirija su esquina el día 21, aunque también con la presencia de De León.

“Tan pronto acabe la pelea de Tito, me doy una ducha rápida y, ¡pum!, corro para estar con Machado”, dijo De León riendo.

Un  aspecto interesante de ambos entrenamientos, sin embargo, han sido los principales ayudantes de guanteo de ambos.

Tito, por ejemplo, ha contado con la ayuda del exolímpico mexicano Joselito Velázquez, quien entrena en el Wild Card, pero quien, curiosamente, pertenece a la misma empresa mexicana —Zanfer Box— a la que pertenece Soto.

Pero De León no tiene ningún temor de que Velázquez pueda estar filtrándole información al bando contrario.

“No es la primera vez que Tito está guanteando con él y se han hecho buenos amigos, aparte de que él es un profesional”, dijo.

“Ni siquiera le he dicho nada sobre que no le diga nada a nadie, porque sé que no es necesario”, agregó, “aparte de que él lo que hace con Tito es guantear por la mañana y la parte técnica nosotros la hacemos por la tarde”.

“Si fuera a decir algo”, dijo De León, otra vez riendo, “sería: ‘La cosa está dura’.”

Entretanto, el principal compañero de guanteo de Machado en el último par de semanas lo ha sido el cagüeño excampeón mundial pluma de la AMB, Jesús Rojas, quien terminará esta semana su estadía en Los Angeles.

“Jesús y Alberto son muy buenos amigos y Jesús ya antes lo ha ayudado guanteando con él”, dijo De León..

“Para la primera pelea con Cancio (el 9 de febrero) no pudo, porque tenía otros compromisos, pero para esta él también estaba entrenando (para pelear el 18 de mayo en Caguas) y Machadito estuvo dos semanas yendo a guantear con él seis asaltos en el gimnasio Cheo Aponte”.

“Después, Jesús, muy caballeroso, nos dijo que volvería a estar disponible para los guanteos una vez pasara su pelea si lo mandábamos a buscar, así que esperamos unos días para que estuviera con su familia antes de llamarlo”.

“Jesús ha sido de gran ayuda, porque es incluso más fogoso que Cancio”, agregó. “Pero conoce bien a Machadito y, con su veteranía, sabe cuándo forzarlo y cuándo darle un poco de espacio cuando están guanteando”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*