El comanejador y entrenador de Angel ‘Tito’ Acosta, Javier Arce, espera que próximamente se concerte una revancha inmediata con el mexicano Elwin ‘Pulga’ Soto, quien el sábado le arrebató al boricua el cetro minimosca de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) con un controvertido nocaut en el duodécimo y último asalto.

“De lo que se está hablando es de una revancha”, dijo Arce antes de tomar el sábado en la tarde el vuelo de regreso a Puerto Rico.

“Y sería algo rápido: en cuatro o cinco meses”.

“Lo único es que no volvería a ser aquí”, dijo, refiriéndose a Indio, California, donde se celebró el combate.

“Aquí son muy parcializados”.

Luego de un mal comienzo en el que se le hizo difícil adaptarse a la velocidad de manos y contundente golpeo al cuerpo del mexicano, Acosta, ahora con marca de 20-2 y 20 nocauts, superó una caída en el tercer episodio para pasar a dominar el encuentro de ahí en adelante.

Cancio es declarado ganador por nocaut en tres asaltos. [suministrada]

Pero cuando salió al último asalto decidido, al parecer, a ganar por nocaut, Soto, quien mejoró su marca a 15-1 con 11, lo sorprendió con un potente gancho de izquierda que le hizo perder el balance.

Luego de conectarle tres golpes más, el árbitro Thomas Taylor se interpuso y abrazó al boricua, deteniendo el combate a los 23 segundos del episodio.

“La pelea estuvo mal parada”, dijo Arce. “En una pelea de campeonato, en el último asalto, aunque haya alguien ganando por poco o por mucho, el campeón merece una consideración, y había tiempo de sobra para que Tito se recuperara”.

“Si acaso, aparte del asalto de la caída, Tito perdió otros dos asaltos”, agregó.

Las tarjetas de los tres oficiales, en efecto, le tenían al frente 107-101,106-102 y 105-103.

“Soto resultó mucho mejor de lo que esperábamos”, agregó, “pero Tito peleó como los mexicanos, yendo de menos a más”.

En la misma cartelera celebrada en el Fantasy Springs Resort & Casino en una promoción de la Golden Boy Promotions de Oscar de la Hoya en sociedad con la Miguel Cotto Promotions, Alberto ‘El Explosivo’ Machado (21-2 y 17) no pudo reconquistar el cetro junior ligero de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) ante el californiano Andrew Cancio (21-4-2 y 16).

Noqueado en cuatro asaltos por Cancio en el mismo escenario el 9 de febrero al perder el cetro, Machado cayó esta vez al minuto con un segundo del tercer episodio, luego de recibir un gancho al costado que le hizo colocar una rodilla sobre el enlonado en efecto retardado.

“Para mí, el esfuerzo de hacer el peso fue el factor determinante”, dijo Víctor Montañez, coentrenador del peleador que tuvo en su esquina como figura principal a Freddie Roach.

“Eso lo dejó debilitado, aparte de que fue una pelea violenta. Cancio salió a forzarlo desde el primer momento y, aunque Alberto le conectó bien y le hizo dos cortaduras, ese golpe en el hígado fue muy fuerte”.

Después de la primera pelea, el equipo de Machado consideró seriamente la posibilidad de subir a las 135 libras, y Montañez dijo que “yo siempre favorecí que subiera”.

“Pero también tenía su lógica buscar la revancha inmediata: la idea era recuperar el título para entonces subir a las 135 como campeón”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*