Frente a frente Luis Cintrón y Las Piedras

Criado y radicado en Las Piedras desde los cinco años, es obvio que Luis Cintrón, considerado desde hace algún tiempo uno de los mejores lanzadores de la Doble A y el zurdo por excelencia, no debe tener nada en contra del equipo que representa a su pueblo.

Pero el destino parece empeñarse en ponérselo en el camino.

El año pasado, por ejemplo, Cintrón, baluarte de la Selección Nacional, tiró contra Las Piedras el primer no hitter de su carrera, y este año, luego de haber tenido la que podría haber sido la mejor temporada de su carrera —marca de 5-0 con dos blanqueadas y 0.52 de efectividad en 52.1 entradas—, ahora enfrenta la encomienda de abrir este viernes en Juncos el primer juego de la serie final de la Sección Este contra los Artesanos.

Y, como siempre, puede esperar un trato especial de parte de la fanaticada de Las Piedras.

“Dicen cosas, pero sé que no es nada personal, es parte de la rivalidad que hay entre Juncos y Las Piedras”, dijo el lanzador de 29 años de edad que llegó a Juncos en 2014 luego de haber brillado antes con Humacao y Utuado en una carrera que comenzó en 2010.

“Pero por suerte a mí me ha ido bien contra ellos y he podido bloquear las cosas que se dicen”.

La ofensiva de Nelson Gómez (aquí con el uniforme de Yabucoa) podría resultar determinante en la serie. [suministrada]

“No siento nada particular cuando lanzo contra Las Piedras: lo mío es representar a Juncos, que es el equipo para el que estoy jugando”.

No obstante, las series de postemporada entre ambas novenas siempre son especiales.

“Nosotros tenemos todavía la espinita de aquella serie (de 2015) en la final de la sección, cuando estábamos ganando 3-1 y ellos nos ganaron tres seguidos”, recordó.

Pero Juncos, que ganó su último campeonato —el noveno— en 1991, y ahora está empatado con Cidra en el liderato de ese departamento, ha parecido llevar la mejor parte en los últimos tiempos.

“El año pasado los barrimos en tres juegos en la semifinal seccional después de haber dividido con ellos en la serie regular”, recordó Cintrón, quien en la presente temporada alcanzó la victoria 40 de su carrera. “Y este año les ganamos los cuatro juegos en la regular, así que creo que debemos haberles ganado los últimos ocho en línea”.

Los Mulos, que tuvieron el mejor récord de la Sección Este en la temporada regular con marca de 16-4, lograron ese dominio gracias, en gran medida, al gran pitcheo encabezado por Cintrón: solo conectaron cuatro cuadrangulares durante la campaña regular, con un promedio colectivo de .287, pero la efectividad colectiva fue de 2.68, contando también con grandes aportaciones de Arturo Martoral (5-3 y 2.29 con tres juegos empezados y nueve relevados) y Jaime Brito (4-1 y 2.91 en seis apertura y un relevo), entre otros.

“No somos un equipo de fuerza, sino uno que depende del pitcheo y de la defensa”, concedió Cintrón. “Nos concentramos en el juego pequeño”.

De esa manera, Juncos derrotó 3-1 en las semifinales seccionales a los Halcones de Gurabo, mientras que Las Piedras (10-10), de cierto modo daba la sorpresa al vencer en cinco juegos a los subcampeones nacionales, Cariduros de Fajardo, que tuvieron récord de 14-6 durante la temporada regular.

Pero Las Piedras es un equipo que parece haberse fortalecido para la postemporada, al contar ahora a tiempo completo con varios estelares —Aldo Méndez, Luis Cruz, el lanzador Yamil Rivera— que solo pudieron ver acción esporádicamente durante la campaña regular por encontrarse residiendo en los Estados Unidos y ahora sí deben empezar a viajar todas las semanas.

Pero Cintrón también espera que Juncos esté fortalecido.

“Para mí, este equipo todavía no ha jugado lo mejor que puede jugar”, dijo.

Y un ingrediente crucial pudiera ser la aportación del veterano inicialista y bateador designado, Nelson Gómez, quien, recuperándose de una lesión, apenas tuvo 14 turnos durante la temporada regular.

Pero Gómez, campeón de bateo de la Liga en 2015 cuando promedió .478 con cuatro jonrones con los Azucareros de Yabucoa, ya jugó en dos de los cuatro juegos contra Gurabo en la final seccional y bateó de 9-3.

“Lució muy bien”, dijo Cintrón. “El puede ser una figura clave en esta serie: el bateador de fuerza que necesitábamos”.

Así, el viernes en la noche, en el Mariano ‘Nini’ Meaux, de Juncos, va a estar comenzando lo que todo indica que va a ser otro clásico, programado a un máximo de siete juegos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*