En la lona el boxeo aficionado

Inevitablemente surgirán en la prensa de todo el mundo títulos como “contra las cuerdas el boxeo” o “al borde del nocaut”, pero lo cierto es que la decisión anunciada este miércoles por el Comité Olímpico Internacional (COI) de quitarle a la AIBA el control tanto de la competencia de boxeo de las Olimpiadas de 2020 en Tokio como de los clasificatorios preolímpicos, aunque esperada, de todos modos presagia un futuro lleno de incertidumbre para el boxeo como deporte olímpico.

“Ahora la AIBA (la Asociación Internacional de Boxeo) va a tener que tomar unas medidas drásticas con tal de poder regresar al Comité Olímpico”, dijo José ‘Chiqui’ Laureano, presidente de la Federación Puertorriqueña de Boxeo.

“Mañana (jueves) va a haber una reunión del Comité Ejecutivo en Suiza y hay que esperar a ver qué sucede”, agregó, “pero sí me parece que van a tener que tomar unas decisiones drásticas, y hasta antipáticas para algunos de los líderes para que el boxeo vuelva a estar donde estaba”.

De acuerdo a la información difundida el miércoles, el COI votó a favor de retirarle su estatus olímpico a la AIBA, a raíz de la recomendación que en ese sentido le hiciera su propia junta ejecutiva.

Por ese motivo, la AIBA no organizará los clasificatorios ni el boxeo de las Olimpiadas, y se designó un grupo especial de trabajo, dirigido por el presidente de la Federación Internacional de Gimnasia, Morinari Watanabe, para organizar tanto los clasificatorios como la competencia olímpica.

José Luis Vellón fue parte del Comité Ejecutivo de la AIBA. [suministrada]

De inmediato, el ruso Umar Kremlev, presidente de la Federación Rusa de Boxeo y miembro del Comité Ejecutivo de la AIBA, declaró que “a partir de esta decisión del COI, creo que todos los miembros del Comité Ejecutivo de la AIBA entenderán que debemos unirnos y decirle adiós a lo viejo. Y todo aquel que sea culpable de lo que le esté ocurriendo a la AIBA ahora debe confesar, pedir excusas a la comunidad boxística y marcharse”.

Gilberto Jesús Mendoza, presidente de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), había sugerido que se nombrara a su organismo, regulador del boxeo profesional, para dirigir el boxeo olímpico y, de paso, Mendoza —así como los presidentes de los otros organismos internacionales, incluyendo al puertorriqueño Francisco Valcárcel, de la OMB—, se reunieron la semana pasada con Kremlev en Rusia.

Los problemas de la AIBA con el COI vienen arrastrándose desde hace años, en especial ocasionados por los casos de corrupción que se le han imputado, incluyendo la compra de oficiales y otras irregularidades administrativas, por lo que en varias ocasiones el COI advirtió que estaba considerando eliminar al boxeo como deporte olímpico.

Por último, la AIBA eligió el año pasado como su presidente a Gafur Rakhimov, de Uzbequistán, pese a las objeciones del COI en medio de las versiones periodísticas que le vinculaban con el bajo mundo.

“También afectó mucho la deuda enorme que acumuló la AIBA al tratar de abarcar tanto, creando incluso su liga semipro”, dijo el expresidente de la Federación de Puerto Rico y exmiembro del Comité Ejecutivo de la AIBA, José Luis Vellón.

“Todo el mundo sabe mi posición y mi disgusto con la dirección que la AIBA estaba tomando al permitir la entrada de profesionales, en especial por los cambios de reglamentación que hicieron para atemperarlo al boxeo profesional”.

“Ahora habrá que ver qué medidas toman para los clasificatorios”, dijo. “Sí parece ser que se va a regresar al sistema de clasificatorios por continente, con un repechaje adicional, como era antes”.

“Pero el problema mayor que veo es con los oficiales”.

Es decir, ¿quién escogerá a los oficiales, si no es la AIBA, y bajo qué criterios?

“Incluso no sé si pasará algo con los oficiales de los Juegos Panamericanos”, dijo Vellón sobre el certamen regional que se celebrará el mes próximo en Lima, “aunque me imagino que los seguirá nombrando la Confederación de América (una de las confederaciones continentales en las que está subdividida la AIBA)”.

“Por lo menos ya vi un cambio”, dijo Vellón, “porque antes no se había nombrado a ningún oficial de Puerto Rico y ahora nombraron a Julio Pizarro”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*