Baja producción de Vargas en Japón

Después de quemar la liga boricua durante la temporada invernal, al ser el Jugador Más Valioso así como el campeón de bateo y líder en cuadrangulares, el toletero Kennys Vargas no ha tenido la actuación que se esperaba este año en su debut en el béisbol japonés.

El bateador ambidiestro de 28 años, quien jugó en las Mayores entre 2014 y 2017 con los Mellizos de Minnesota y que promedió .376 con seis jonrones y 20 remolcadas en la temporada regular con los Indios de Mayagüez, no actuó en la postemporada a instancias de los Chiba Lotte Marines, organización con la que había firmado un contrato de un año por una cantidad extraoficial de $1.5 millones.

Pero el jugador de 6-5 de estatura no ha podido hacerse justicia en Japón: apenas promedia .179 con un cuadrangular y seis remolcadas en 84 turnos al bate.

Por contraste, Brandon Laird, el otro jugador extranjero del equipo, batea .297, con 17 jonrones y 39 remolcadas en 185 turnos al bate con los Marines, que luego de la acción del viernes tenían marca de 23-26 y ocupaban el quinto y penúltimo lugar de Liga del Pacífico, una de las dos ligas mayores de Japón.

También por contraste, el boricua Neftalí Soto fue el líder jonronero de Japón con 41 bambinazos en la campaña pasada con los Yokohama DeNA Baystars, y este año tiene 15 jonrones con 35 empujadas y .263 en 175 turnos.

Debido a su baja producción, el equipo lo bajó a las Menores, donde promedió .478 con dos jonrones y seis impulsadas en siete juegos (25 turnos), antes de volver a subirlo hace unas dos semanas.

“No ha sido por lesión, sino que no ha podido adaptarse al estilo de juego”, dijo su agente, Edwin Rodríguez. “No le estaban pitcheando y estaban dándole muchas bases por bolas, pero, al contrario de como ocurre en Estados Unidos, donde se les inculca a los bateadores a no hacerle swing a las bolas malas y coger las bases por bolas, en Japón hay que batear. Y especialmente de los refuerzos no se espera que cojan bases por bolas, sino que destrocen la pelota”.

Así,  “Kenny empezó a expandir su zona y a hacerle swing a lanzamientos que no eran strikes”, dijo. “Está trabajando con eso”.

Héctor Otero, el gerente general de los Indios, está consciente de la situación, que podría indicar que Vargas tal vez pueda jugar sin tropiezos en la próxima campaña invernal si no le renuevan el contrato en Japón.

“Sí había visto que había comenzado lento y que sus números no cambiaban desde hacía algún tiempo”, dijo, “pero no sabía si le había pasado algo”.

Otero, quien trabaja como Coordinador Internacional con la organización de los Rojos de Cincinnati, dijo que espera comunicarse en los próximos días con Edwin Rodríguez, el agente del jugador, para tener más detalles y empezar a indagar acerca de su disponibilidad para la campaña que viene.

“He estado muy ocupado con lo del draft”, dijo, “pero ya la semana que viene voy a estar trabajando con esto”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*