El establo K.A.P. va a tirar con todo en el venidero clásico Bold Forbes, como lo evidencia la contratación del exitoso jinete español Antonio Gallardo para que lleve las riendas del buen corredor Combat Controller.

Para Gallardo, de 32 años, será su primera visita ‘oficial’ a Puerto Rico.

“Estuve en un crucero, creo que en el 2017, y vi bastantes cosas. Pero me hubiera gustado ir al hipódromo y visitar a mis compañeros”, dice Gallardo, un joven natural de Jerez de la Frontera que, extraoficialmente, se convertirá en el primer jinete español que monte en Puerto Rico.

Combat Controller, un corredor de cinco años que con Gallardo en los controles ganó su penúltima presentación en el hipódromo Tampa Bay Downs, tiene récord de por vida de 19-6, con tres segundos y dos terceros, y ganancias de más de $150 mil.

Gallardo ha ganado más de 1,500 carreras.

“Es un caballo rápido, y en esa carrera que ganó en Tampa me sorprendió, porque ganó facilísimo, y yo no le tuve ni que pegar. Es un caballo que te da todo…como yo”.

Gallardo, a quien apodan ‘El Pecas’, no es un jinete cualquiera. Tiene a su haber más de 1,500 victorias y sobre $30 millones generados por sus montas. En un momento dado se batió de tú a tú con lo mejor del circuito de Nueva York, pero en los pasados años ha optado por radicarse en hipódromos de segunda categoría, como Tampa Bay, Presque Isle Downs y Monmouth Park.

“Ahora mismo estoy de lunes a jueves en Presque Isle, y viernes, sábados y domingos en Monmouth. En Tampa tengo la comodidad, con mi familia, mis hijos, mi mujer. Tengo una casa con mi finca, y es allí donde me siento más cómodo”.

“Además”, continuó diciendo, “Nueva York se puso bastante duro también, y aunque hay más dinero, el que está acostumbrado a ganar no se siente igual. A mí me gusta pasar la meta primero. No miro tanto el dinero”.

Esa fue la explicación que ofreció cuando se le preguntó por qué dejará de montar un fin de semana completo en Monmouth Park para venir al Hipódromo Camarero a tratar de ganar una carrera que tiene un premio base de $36 mil.

“Siempre he querido ir a montar a Puerto Rico, tener la oportunidad de montar en el mismo sitio donde han montado muchos grandes jockeys. A veces uno no va por el dinero, sino por poder decir que donde han estado todos esos jockeys, he estado yo también”.

Gallardo, quien tiene experiencia en hipódromos de Inglaterra, Francia y Turquía, sabe que la va a pasar bien en Puerto Rico, y por eso decidió llegar a la isla un par de días antes del evento, programado para el domingo 16.

“Yo quiero disfrutar, quiero cogerme el fin de semana, por eso voy a llegar viernes y regresarme el lunes, porque monto ese día en Presque Isle”.

Y de seguro aprovechará el momento para saludar a algunas amistades, como Javier Santiago, a quien tendrá de enemigo ese día. Santiago tiene asignada la monta del campeón importado del Caribe, Mishegas.

“Me llevo bien con todo el mundo”, aseguró. “Con los Ortiz (Irad y José Luis) me llevo superbién … con Javier Santiago… Jesús Ríos es super amigo mío. La voy a pasar bien”.

Y en la pista está confiado en que harán un buen papel.

“Es un buen caballo”, dijo sobre Combat Controller, “y me dicen que está trabajado bien. Hay inconvenientes que uno no sabe hasta que llegue el momento, como por ejemplo si le va a gustar la pista de allá tanto como le gustó la de Tampa Bay”.

“Pero si no ganamos, vamos a tratar duro”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*