Un canasto de … madre

Dos juegos siete, la lesión de uno de los mejores jugadores en la liga y Kyrie Irving declarándose genio del baloncesto, solo para ser humillado en su salida de los playoffs. Las semifinales de la NBA no defraudaron.

Aquí algunas güiritas del saber de lo que está ocurriendo en la liga.

Un canasto de madre …

Además de anotar uno de los canastos más memorables en la historia de la liga — en un Día de las Madres—para acabar la serie de los Raptors vs. Sixers, Kawhi Leonard se une a la más élite de las compañías. El mudo anotó 243 puntos totales en la serie. Esa es la mayor marca en una serie de postemporada desde Michael Jordan, quien anotó 246 puntos en las finales del 1993 contra los Suns. Claro está, Jordan lo hizo en un juego menos.

La culpa fue de todos, menos de Embiid…

En lo que seguramente se convertirá en uno de los visuales más sobresalientes de la postemporada, Joel Embiid se desplomó en llanto tras el canastazo de Kawhi que acabó con sus Sixers. Sin embargo, si alguien se puede ir con la cabeza en alto es el centro de Camerún. En la serie, los Sixers estuvieron un positivo 80 en su tiempo en cancha y un negativo 97 con él en el banco. Los Sixers fueron mejor que los Raptors con Embiid en cancha y por mucho. En el juego siete, Embiid estuvo positivo 10 en 45 minutos, lo cual significa que el equipo fue dominado por 12 puntos en sus solamente tres minutos de descanso en un juego que perdieron por dos.

Un ratito tú y un ratito yo…

El duo de Damian Lillard y CJ McCollum ha cargado a los Trail Blazers a una inesperada final de conferencia. En lo que va de postemporada, Lillard consiguió su juego número 15 de playoffs con 30 puntos o más, sobrepasando a Clyde Drexler en la historia de la franquicia. McCollum, por su parte, rompió el récord de LaMarcus Aldridge de más puntos en una serie en el enfrentamiento de siete juegos contra Denver. 

El Joker hizo de las suyas…

A pesar del frustrante fin de la postemporada de los Nuggets, que estuvieron arriba por 17 en su cancha en el séptimo juego de la serie solo para terminar perdiendo por cuatro, Nikola Jokic se presentó al mundo como uno de los mejores jugadores jóvenes en la liga. El serbio produjo 323 puntos, 169 rebotes y 116 asistencias en sus primeros 13 juegos de postemporada. El único jugador en alcanzar esas marcas más rápido fue Oscar Robertson, que lo hizo en 12 partidos.

Mala decisión…

El armador de los Rockets, Chris Paul, le negó tiempo de práctica a Steph Curry previo al sexto juego de la serie en Houston. El plan parece haber funcionado en la primera mitad del partido cuando Curry no produjo ni un punto. Los 33 que le anotó a Paul en la segunda mitad son otra historia, eliminando a los Rockets en su suelo a pesar de estar sin Kevin Durant ni DeMarcus Cousins. Después del partido se escuchó a Curry gritar en los pasillos “para que vuelvas a sacarme de la cancha de nuevo, niño”.

Iverson como ladrón en la noche…

Esta semana se celebraron los 20 años de Allen Iverson romper el récord de robos de balón en un juego de postemporada con 10 en una victoria ante el Magic de Orlando. La marca sigue en pie hasta el sol de hoy.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*