Revancha a la vista para Jeyvier

Existe un acuerdo tentativo para que Jeyvier Cintrón y el japonés Koki Eto, cuyo combate del sábado pasado fue declarado un no contest por el cabezazo sufrido por el boricua, se midan en un combate de revancha en una cartelera que se celebraría en Puerto Rico en agosto.

Incluso, de acuerdo a Peter Rivera, representante de Cintrón, la Organización Mundial de Boxeo (OMB) que preside Francisco Valcárcel, se inclina a ordenar la revancha luego de que el sábado no hubiese habido resultado en el encuentro por el vacante cetro Internacional supermosca del organismo.

El combate celebrado en Kissimmee, Florida, inicialmente fue declarado una victoria de Eto por nocaut a los 2:37 minutos del primer asalto, lo que hubiese representado un golpe devastador para la carrera del dos veces olímpico boricua que tenía marca de 10-0 con cinco nocauts y aparecía clasificado quinto por la OMB en las 115 libras.

Pero luego de revisar la repetición de la pelea, que fue transmitida por ESPN, resultó claro que la caída del boricua ante Eto, cuarto clasificado con marca de 24-4-1 y 19, fue un cabezazo accidental propinado por el japonés y el resultado quedó en un no contest.

La boxeadora argentina Carolina Duer fue de las primeras en percatarse de lo que había sucedido sobre el ring.

“Al principio yo mismo no sabía lo que había pasado, porque desde donde yo estaba no se vio bien si había sido un golpe o un cabezazo”, dijo Rivera, “aunque Jeyvier lo que decía era que él estaba seguro de que Eto no le había golpeado con las manos”.

De regreso en el camerino, sin embargo, Miguel Díaz, el veterano entrenador argentino ligado a la empresa promotora Top Rank, le dijo que tanto Carolina Duer—una peleadora argentina que estaba en el público— como Brad Goodman, uno de los concertadores de encuentros de la Top Rank, le dijeron que había sido un cabezazo.

“Yo fui y se lo dije entonces a la gente de la comisión de Florida y cuando me dijeron que buscara evidencia, fui entonces a la mesa de transmisión de ESPN”, relató Rivera. “Todavía no había empezado la pelea siguiente y en esos momentos no estaban los narradores, pero hablé con uno de los técnicos y él mismo me dijo que había sido un cabezazo y me dejó ver la repetición”.

Luego, al verla, Valcárcel, el comisionado de la Florida, el promotor de Eto —Akihiro Honda, de la empresa Teiken— e incluso el árbitro Andrew Glen, aceptaron sin reparos que había sido un cabezazo.

“El árbitro estaba muy apenado, diciendo que había estado seguro de que había sido un golpe y el mismo Honda estaba avergonzado, pidiendo excusas”, dijo Rivera, “pero realmente había sido un accidente y todo pasó tan rápido que nadie se hubiera dado cuenta de no ser por la repetición”.

Tras levantarse, Jeyvier se reincorporó de inmediato pero, aturdido, empezó a dar tumbos por el ring sin poder recobrar el balance y el árbitro paró la pelea.

“Fue un error suyo, pero a la vez nos benefició”, dijo Rivera, de la empresa PR Best Boxing. “Quizá si hubiese esperado unos segundos antes de pararse, la pelea hubiera continuado y ahí, en las condiciones en que estaba, pudieron de verdad conectarle un golpe y noquearlo sin que pudiera alegarse nada”.

Como la pelea era además una eliminatoria, el plan original de Rivera, si ganaba Cintrón, era hacer una doble cartelera en Puerto Rico en la que este retara mandatoriamente por el cetro de la OMB al ganador del combate por el cetro vacante del 19 de junio en Japón entre el filipino Aston Palicte y el japonés, Kazuto Ioka, en unión a la pelea en la que Wilfredo ‘Bimbito’ Méndez, que venció a Janiel ‘Pototo’ Rivera el virnes pasado en una eliminatoria de las 105 libras, retara a su vez al campeón de la OMB, el filipino Vic Saludar.

“Pero ahora lo que vamos a tratar de hacer es, además de la pelea de Bimbito, poner la revancha de Jeyvier con Eto, que es muy atractiva también debido a toda esta controversia”.

Todo esto, en parte, gracias a la buena vista de una peleadora argentina.

“Ella es amiga de nosotros, la conocemos hace tiempo”, dijo Peter. “Pero ya le di las gracias y le dije que íbamos a invitarla a pasar unas vacaciones en Puerto Rico”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*