El boricua Manny Rodríguez (19-0, 12 nocauts) está totalmente seguro de retener  su título de la FIB cuando se enfrente este sábado a a la estrella de Japón, Naoya ‘Monster’ Inoue (17-0 y 15) en el SSE Hydro de Glasgow, Escocia.

“El cielo es el límite para mí y para mi equipo”, dijo Rodríguez, quien está en una misión en Glasgow para demostrar que la gente está equivocada al hacer de Inoue un favorito en el combate tan esperado entre dos guerreros invictos.

“Estoy muy consciente de que estoy peleando contra un peleador considerado el mejor por reporteros y fanáticos, pero he estado esperando este momento toda mi vida. Siempre quise pelear con los mejores y contra Inoue especialmente. Vamos a entrar a la pelea con todas las herramientas y puedo decirles que nos llevaremos la victoria y callaremos la boca de algunas personas. El 18 de mayo seguiré siendo el campeón del mundo y luego iré hasta el final para llevarme a casa el trofeo de Ali a Puerto Rico”.

La pelea es una de las semifinales del torneo para pesos gallos de la World Boxing Super Series, además de tener en juego el título de la revista The Ring.

Manny estará defendiendo su cetro gallo de la FIB.

Inoue, un  excampeón mosca y supermosca de la OMB, posee ahora el cetro gallo ‘regular’ de la AMB gracias a su victoria por nocaut en el primer asalto sobre el británico Jamie McDonnell el 25 de mayo del año pasado.

Luego lo defendió con un nocaut en el primer asalto sobre el dominicano Juan Carlos Payano el 7 de octubre en su combate de primera ronda del torneo, en Japón.

Pero su pelea con Rodríguez no es una unificatoria: al igual que otros organismos, la FIB no reconoce como campeón a los campeones ‘regulares’ de la AMB, pero el ganador de la pelea tendrá la oportunidad de convertirse también en monarca de la AMB en la final, cuando se mida con el filipino Nonito Donaire, reconocido como supercampeón de la AMB y ganador de la otra semifinal sobre Stephon Young, un sustituto de último momento por el lesionado sudafricano Zolani Tete, campeón de la OMB.

Inoue predijo una victoria por KO, y Rodríguez espera ganar por KO o por decisión unánime.

“Ganaré sin importar qué, esa es mi predicción”, dijo el boricua.

La cartelera, que será transmitida por DAZN, contará también con la pelea de semifinales el torneo de las 140 libras entre el ruso Ivan Baranchyk, campeón de la FIB, y el escocés Josh Taylor.

Cruz le sale al paso a miembros del equipo de Inoue durante los entrenamientos públicos del martes. [suministrada]

Incidente entre los dos bandos

Este martes fueron los entrenamientos públicos de los cuatro estelaristas y, durante la presentación de Rodríguez, se produjo un incidente cuando el entrenador del boricua, William Cruz, se molestó al ver a dos miembros del grupo de Inoue filmando el entrenamiento ligero de su peleador.

Incluso, de acuerdo al comunicado emitido por la empresa promotora de la World Boxing Super Series, Cruz empujó a Shingo Inoue, padre y entrenador del campeón japonés.

“Era un entrenamiento público así que yo, naturalmente, comencé a filmarlo con mi celular”, dijo el mayor de los Inpoue. “Entonces un tipo se me acercó y después de mirarme mal; me dijo que no podía hacer eso y me empujó hacia un lado”.

“Fue algo muy poco caballeroso”, dijo. “Los dos peleadores que han entrenado para esta pelea son los que vinimos a ver y no hay necesidad de que haya hostilidad fuera del ring”.

“Pero yo no pienso en esas cosas pequeñas ni me dejo llevar por las emociones”, agregó Shingo, reconocido como Entrenador del Año por The Ring. “Este es un asunto entre Rodríguez y Naoya. Dejemos que sean ellos los que lo resuelvan”.

El grupo de Rodríguez no se quedó a ver el entrenamiento de Inoue, quien se mostró afable y comunicativo con los periodistas después.

“No sé el asalto, pero voy a noquear a Rodríguez este sábado”, dijo Naoya, quien no presenció el incidente con su padre. “Eso es lo que todo el mundo espera de mí”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*