Después de todo, War Of Will tuvo su día en el círculo de ganadores en una carrera de la triple corona.

El corredor que fue uno de los perjudicados en el Kentucky Derby consiguió los espacios junto a la valla para dominar al pelotón a mediados de la recta final y ganar por un cuerpo y un cuarto el Preakness Stakes que se corrió el sábado en el Hipódromo Pimlico.

Fue conducido por Tyler Gaffalione, que con 24 años era el jinete más joven de los 13 que participaron en la segunda gema, que se corre a distancia de una milla y 3/16 y que tuvo un premio de $1.5 millones.

La carrera perdió parte de su brillo desde antes de que los ejemplares entraran al arrancadero, ya que ninguno de los dos ‘ganadores’ del Kentucky Derby — Máximum Security y Country House —participó en el evento.

Maximun Security llegó primero a la meta en el Derby pero fue descalificado luego de que interfiriera con varios de los participantes — incluyendo a War Of Will—subiendo al primer puesto el que llegó segundo, Country House. War Of Will concluyó octavo en el Derby.


Los ejemplares conducidos por jinetes puertorriqueños no figuraron en el marcador, y uno de ellos, Bodexpress, que llevaba arriba a John Velázquez, dio un salto en el mismo momento de la partida y derribó al veterano piloto carolinense.

Sin embargo, Anothertwistafate, la monta de José Luis Ortiz, se mantuvo acechando a los líderes durante una buena parte del trayecto, antes de agotarse y finalizar décimo.

Por su parte, Bourbon War, con Irad Ortiz en los controles y que cerró de segundo candidato en las bancas, quedó octavo.

El favorito Improbable no fue factor en ningún momento de la prueba y arribó sexto.

La tercera pata, el Belmont Stakes, está programado para el 8 de junio en el hipódromo Belmont Park de Nueva York.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*