Si Alex Cora anticipa que no se sentiría a gusto en la Casa Blanca, sería bueno que supiera que la va a pasar de maravilla en La Casita Blanca, el famoso restaurante santurcino donde todos han ido al menos una vez.

Y repiten.

El propietario del establecimiento, Jesús Pérez, desea cursarle una invitación al dirigente de los campeones de la Serie Mundial y su familia, para que pase por la calle Tapia #351 de Villa Palmeras una vez finalice sus compromisos con los Medias Rojas de Boston a finales de septiembre …. o en octubre.

“En la Casita Blanca siempre tenemos el corazón abierto para todo el mundo. (A) Todo el que venga le vamos a servir con el corazón… pero especialmente él, que es una persona a la que admiramos mucho”, dijo Pérez, nacido en la calle Bella Vista de Villa Palmeras y graduado de la escuela superior Albert Einstein de Barrio Obrero.

Aunque no es un especial conocedor del deporte, Pérez sabe lo necesario.

“Cora logró lo que nunca se había hecho en Puerto Rico, y es una persona importante para el país”.

“Quiero decirle que cuando termine la temporada tienen una cita él y su familia para visitarnos”, añadió.

Cora anunció el domingo que no será parte de la delegación de los Medias Rojas que visitará la Casa Blanca este jueves, argumentando que todavía Puerto Rico no se ha recuperado de los estragos que dejó a su paso el huracán María, en buena medida por la respuesta lenta y arrogante del gobierno del presidente Donald Trump.

Pero en Santurce todo será diferente.

Tan pronto se siente, el exjugador del cuadro recibirá unos bacalaítos o una taza de caldo de pollo, y cuando todo haya terminado, un chichaíto. Seguramente hay quienes quisieran que todo fuera a la inversa, pero hasta Santurce tiene sus reglas.

“Uno se siente igual, se identifica”, comentó Pérez en torno a la postura asumida por Cora.

“La forma que Trump nos ha tratado no es justa. Pienso exactamente lo mismo que él”.

La Casita Blanca, probablemente la fonda más famosa de San Juan, cumple 40 años de servicio en el 2020, y allí lo mismo almuerzan Sila Calderón y Carlos Pesquera que una gran cantidad de reconocidas figuras del quehacer borincano.

Pérez espera que Cora se una pronto a ese extenso listado.

“Me honraría mucho que fuera a visitarnos. Imagínate”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*