El lanzador Erik Rivera y el torpedero Matthew Lugo, a quienes algunos escuchas proyectan como las posibles selecciones más altas del draft de novatos de Grandes Ligas entre los prospectos boricuas, tuvieron actuaciones mixtas en su debut en el Torneo de Excelencia.

Ambos pertenecen al equipo de la National en el prestigioso torneo anual que comenzó el miércoles en el estadio Evaristo ‘Varo’ Roldán de Gurabo con la participación de equipos de estrellas de ocho ligas y academias de béisbol.

En el juego en el que la National se impuso 4-2 a la Palomino, campeón del año pasado, Rivera tiró tres entradas y permitió dos carreras mientras que el torpedero Lugo, sobrino de Carlos Beltrán, disparó un doblete con las bases llenas.

Pero Lugo también se poncho dos veces y cometió dos errores.

Matthew Lugo tuvo una actuación mixta en el primer día del Torneo de Excelencia. [foto Willín Rodríguez]

Sin embargo, los escuchas no se fijan tanto en la actuación en un juego en particular, sino en el nivel de talento demostrado por los jugadores.

“Lo que le pasó a Rivera es que estuvo un poco descontrolado”, dijo Johnny Ramos, escucha de los Reales de Kansas City, “pero la recta le llegó hasta las 93 millas”.

“El caso suyo es que lleva poco tiempo lanzando y necesita más innings”, agregó sobre el jugador que antes defendía los bosques. “Cuando tire más, va a lanzar mucho mejor”.

“Brazo tiene, y cuerpo”, dijo a su vez Jorge Posada, escucha de los Gigantes de San Francisco. “Es un atleta”.

“Una vez logre tener control…”.

“Después que le hicieron las carreras, tal vez porque estaba nervioso, en el tercer inning lanzó mejor”, agregó.

No se espera que Rivera vuelva a lanzar en el torneo que se extiende hasta el sábado con el juego de campeonato, a menos que la National dispute ese juego decisivo y a Rivera se le encomiende tirar quizás una entrada, dijo Ramos.

“Pero lo dudo”.

Lugo, entretanto, tendrá varios juegos para demostrar su talento.

En los otros partidos del miércoles, la COLICEBA Juvenil derrotó 4-3 a la Connie Mack, la Big League 9-1 a la RBI, equipo que iba al frente 1-0 hasta la sexta entrada, y la Puerto Rico Baseball Academy and High School (PRBAHS) 7-5 a la Academia Carlos Beltrán en un  juego que tuvo que suspenderse por lluvia en la quinta entrada.

La acción del jueves tuvo que mudarse al parque de Fajardo debido a que el terreno de Gurabo había quedado afectado por las lluvias y comenzó con horas de retraso, cuando el primero de los cuatro partidos diarios debió empezar a las 9:30 a.m.

Es posible que el resto del torneo termine jugándose en Fajardo, dijo Posada.

El sorteo de novatos se efectuará del 3 al 5 de junio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*