Devastadora la pegada de Inoue

La estrategia de Manny Rodríguez evidentemente fue la de no hacer una pelea defensiva buscando extender los asaltos ante Naoya ‘Monster’ Inoue, sino la de imponer respeto desde el primer momento, y aunque tuvo muy buenos momentos en el primer episodio al ir hacia el frente y atacar al noqueador japonés, el resultado fue una devastadora derrota por nocaut en el segundo asalto este sábado para perder el cetro de la Federación Internacional de Boxeo (FIB).

La pelea, celebrada en  el SSE Hydro, de Glasgow, Escocia, fue una de las semifinales del torneo de la World Boxing Super Series, donde ahora Inoue (18-0 y 16 nocauts) deberá medirse en la final con el veterano campeón filipino Nonito Donaire.

Inoue, un excampeón minimosca del CMB y supermosca de la OMB, es también el campeón gallo ‘regular’ de la AMB, aunque ese título no estuvo en juego el sábado debido a que la FIB no lo reconoce para las peleas unificatorias, como sí deberá reconocer ahora la de Donaire, quien es el ‘supercampeón’ de la AMB.

En el segundo asalto, Rodríguez (19-1 y 12) trató de mantener la misma agresividad que había exhibido en el asalto inicial, cuando hizo retroceder a Inoue en todo momento.

Sin embargo, el japonés lo derribó con un  poderoso gancho de izquierda a la cabeza y, aunque el boricua logró reincorporarse, la pelea, para todos los efectos, había terminado.

Instantes después, Inoue lo derribó con un derechazo al cuerpo —el gesto de dolor de Rodríguez fue palpable— y, tras reincorporarse en mal estado, este volvió a caer poco después como consecuencia de un gancho al cuerpo.

El árbitro británico Michael Alexander detuvo la pelea al minuto con 19 segundos del segundo episodio.

El resultado, sin embargo, rompió la racha de nocauts en el primer asalto que tenía Inoue desde que subió a las 118 libras, al haber despachado de esa manera al británico Jamie McDonnell para ganar el cetro ‘regular’ de la AMB el 25 de mayo del año pasado y luego al dominicano Juan Carlos Payano el 7 de octubre de 2018 en la primera ronda del torneo.

“Mi gente, no pude obtener la victoria”, escribió Manny luego en su cuenta de Facebook. “No hay excusas: se entrenó como nunca, la preparación fue excelente”.

“Gracias a mi grupo de trabajo, todos hicieron un trabajo excelente de verdad, pero ellos no pueden pelear por mí. Cada cual hizo el trabajo que le tocaba y yo fui a hacer el mío”, agregó.

“Grax a todos por sus buenas vibras de verdad: una derrota le duele a cualquiera pero vamos pa’encima, esto no acaba aquí: seguimos”.

“Vine aquí buscando ser agresivo y eso es lo que hizo, dijo Inoue después del combate. “Siempre pensé que podía noquearlo y eso fue lo que quise hacer”.

“El vino aquí e hizo lo que tenía que hacer”, dijo Donaire, quien ha sido campeón mundial en cuatro pesos diferentes y reina por segunda vez en las 118 libras. “Llegó el momento que habíamos esperado y para el cual parecíamos destinados: el mejor enfrentando al mejor”.

La derrota de Rodríguez deja a Puerto Rico con un solo campeón mundial: Angel ‘Tito’ Acosta, monarca minimosca de la OMB.

En la pelea estelar del sábado, el escocés Josh Taylor derrotó por decisión unánime 115-111, 115-111 y 117-109 al ruso Ivan Baranchyk para conquistar el cetro junior welter de la FIB y avanzar a la final de la WBSS para las 140 libras frente al norteamericano Regis Prograis.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*