Ataque balanceado y sofocante defensa

¿Qué pasó?

A pesar de toda la prensa que ha recibido la estrella de los Raptors, Kawhi Leonard, en semanas recientes, y bien merecido, Toronto domina mayormente con un ataque balanceado y una sofocante defensa. Ese fue el caso este jueves en el primer juego de la serie final con la victoria 118-109, protegiendo su cancha, y dejando el récord de los locales en 56 victorias y 17 derrotas en la historia del primer juego de las finales.

La clave:

Después de Steph Curry y Klay Thompson, los tres mejores anotadores de los Warriors: Draymond Green, Kevon Looney y Andre Iguodala, se combinaron para un total de 25 puntos, mientras Paskal Siakam, Marc Gasol y Fred VanVleet terminaron con 67 puntos. Siakam en especial tiró un manjar de 32 puntos —de 17-14 de campo—, ocho rebotes, cinco asistencias, dos tapones y un robo de balón. Gasol, quien promedió menos de 10 puntos en las finales de conferencia contra los Bucks, terminó con 20 puntos —su marca más alta de esta postemporada—, fallando sólo cuatro tiros en el partido y teniendo un enorme impacto defensivo tanto en la pintura como en los doble teams a Curry.

Leonard y Kyle Lowry aportaron solo 30 puntos entre ambos con un inefectivo nueve de 23 de campo, una buena señal para el equipo canadiense que logró ganar sin el dominio de sus estrellas.

¿Qué falló?

Toronto tiró mejor porcentaje de campo y mejor porcentaje desde la línea de tres puntos, y realizó menos turnovers. La mortal ofensiva de los Warriors no estuvo en su tradicional ritmo.  El primer periodo, donde anotaron solo 19 puntos, fue el más bajo en toda la postemporada para los campeones.

¿Quién falló?

Iguodala y Green se fueron en blanco en seis intentos de la línea de tres puntos. Su ineficiencia le permite a la defensa ser más agresivos con Curry y Klay. DeMarcus Cousins regresó con poca fanfarria y sin tener efecto alguno en el juego en sus ocho minutos de acción.

Lo próximo:

La serie continuará el domingo en Toronto, cuando los Raptors buscarán ir a Golden State con ventaja de 2-0. Los tres días de descanso son convenientes para ambos equipos, que a estas alturas de la temporada no carecen de dolencias.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*