Mientras los Bucks y los Raptors se exterminan en las finales de Conferencia en el Este, los Warriors esperan en paz y tranquilidad en lo que se decide quién será su contrincante en sus quintas finales al hilo, las primeras en donde no verán a LeBron.

Aquí algunas güiritas del saber de lo que está ocurriendo en la liga, incluyendo un golpe de $32 milloncitos.

Descansadito me veo más bonito…

Cuando llegue la fecha, ya establecida, del comienzo de la serie final, los campeones Warriors llevarán nueve días de descanso desde el momento que barrieron a los Trail Blazers. El descanso llega en el mejor de los momentos. Durant continúa fuera con la lesión de pantorrilla sufrida en el quinto juego de la segunda ronda contra los Rockets. Ya se reportó que no estará disponible para el comienzo de la final, pero hay grandes probabilidades de que regrese en algún momento. El veterano Andre Iguodala también tuvo problemas en la pantorrilla izquierda, perdiendo el cuarto y último juego de las finales de conferencia. El estelar Steph Curry lleva desde la primera ronda jugando con un dedo dislocado en la mano izquierda. El reposo los tendrá ready para el que sobreviva en el Este.

Va subiendoooo, va bajando…

Las estrellas de los Raptors y Bucks parecen ir en direcciones opuestas en la final de conferencia, la cual Toronto domina 3-2 con el sexto juego en Canadá. Kawhi Leonard, que ya tiene un MVP de las finales en la sala de su casa por su tiempo con los Spurs, anda promediando 31 puntos y ocho rebotes en la postemporada. Los únicos jugadores en la historia de la liga con números similares son: LeBron James, Kareem Abdul-Jabbar, Hakeem Olajuwon y Shaquille O’Neil.

Giannis, por su parte, sigue poniendo buenos números aunque la defensa de los Raptors lo lleva en picada. Hasta el momento, su calificación ofensiva contra Toronto ha sido de 99.9, un claro y nocivo contraste con lo que fue su serie de primera ronda contra los Pistons (115.2), y en especial en la segunda ronda contra Boston (121.2).

Kemba Walker va a ver su chequera engordar dramáticamente.

“Esta es la crema, hierro, vitamina, huevo con yema, puré de avena, los protagonistas en la escena”- Calle 13

La NBA anunció los equipos Todo Liga para la temporada 18-19, con muchos nombres usuales haciendo presencia.

Primer Equipo: Stephen Curry, James Harden, Giannis Antetokounmpo, Nikola Jokic, Paul George.

Segundo Equipo: Damian Lillard, Kevin Durant, Joel Embiid, Kawhi Leonard, Kyrie Irving.

Tercer Equipo: Russell Westbrook, Blake Griffin, LeBron James, Rudy Gobert, Kemba Walker.

Como duele…

La NBA realizó unos cambios durante las negociaciones del pasado convenio colectivo, para que los méritos recibidos vayan directamente relacionados con el contrato del jugador y la cantidad que puede recibir durante su contrato actual o en el próximo. El anuncio de los equipos Todo Liga trajo malas noticias para varios jugadores con argumentos válidos de pertenecer. Ambos —Klay Thompson, de los Warriors y Karl Anthony Towns, de los Timberwolves— perdieron aproximadamente $32 millones en ganancias por quedar fuera de los tres equipos.

Yo pensaba irme, peeeero…

Contrario a las situaciones de Klay y KAT, Kemba Walker ahora es elegible para un contrato de $221 millones si se queda con los Hornets este verano. Lo más que puede ofrecer un equipo contrincante interesado en los servicios del armador es $140 millones. Walker ha sido uno de los nombres más escuchados entre las estrellas que podrían cambiar de equipo en la agencia libre. Ahora tiene $81 millones de razones para repensar la decisión, a menos que Michael Jordan, dueño de la franquicia de Charlotte, decida no ofrecer el máximo.

Nadie como el Rey…

LeBron James fue nombrado a uno de los equipos Todo Liga por vez número 15 en su carrera, empatando con Kareem Abdul-Jabbar, Tim Duncan y Kobe Bryant como los más en la historia. A menos que haya una lesión catastrófica o una decaída histórica en productividad, es muy probable que el próximo año se adueñe del récord.

“Remembranzas de un pasado”- La Sonora Ponceña

Esta semana se cumplen 43 años del dominio de una de las estrellas olvidadas de la liga. El estelar centro de los Celtics, Dave Cowens, anotó 25 puntos, capturó 21 rebotes e hizo 10 asistencias contra los Phoenix Suns en el primer juego de las finales, siendo el primer jugador con un juego de al menos 20 puntos y 20 rebotes en las finales desde Bill Russell en el 1968.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*