Este sábado, en la T-Mobile Arena de Las Vegas, casi todos los ojos estarán puestos sobre la esperada pelea unificatoria de peso mediano entre Saúl ‘Canelo’ Alvarez y Daniel Jacobs.

Para algunos ojos puertorriqueños, sin embargo, tal vez la pelea de mayor interés será la que protagonicen el veterano gladiador vegalteño Jonathan ‘Polvo’ Oquendo (30-5 y 19 nocauts), ahora clasificado quinto por la OMB en las 130 libras, y el norteamericano Lamont Roach, Jr.  (18-0-1 y siete), clasificado segundo por el mismo organismo y ligado promocionalmente a la Golden Boy Promotions, promotora del evento.

El combate a 10 asaltos tendrá en juego dos cetros regionales de la OMB —NABO e Internacional—, pero, por encima de eso, será una eliminatoria para buscar al próximo retador del campeón de la categoría, el japonés Masayuki Ito.

“Si el padre, hijo y espíritu santo lo quieren, yo voy a ser el ganador y luego estaré peleando por el título”, dijo este martes Oquendo, de 35 años.

“Pero el campeón tiene una pelea a fines de mes”, dijo sobre Ito, quien debe enfrentar al norteamericano Jamel Jerring el 25 de mayo en Kissimmee, Florida, “así que si la pelea no es con él, será con el otro”.

A pesar de su alta clasificación, Roach no parece ser uno de los principales prospectos de la Golden Boy: de 23 años de edad y 5-7 de estatura, el peleador de Maryland ha evidenciado ser un exponente metódico, cauteloso y pausado, sin mucha ofensiva ni pegada.

En su última pelea, de hecho, derrotó por decisión al boricua Alberto Mercado el 15 de diciembre en el Madison Square Garden, y en la anterior, en una pelea celebrada en abril del año pasado en el coliseo José Miguel Agrelot, empató con el veterano peleador boricua Orlando ‘El Fenómeno’ Cruz.

Oquendo arribó el lunes a Las Vegas con su entrenador Dennis Pantojas y su grupo de trabajo “luego de un vuelo horrible”.

“Primeramente, cuando estábamos para aterrizar ya en Las Vegas, el avión subió otra vez y nos fuimos hasta Phoenix, donde estuvimos cerca de una hora esperando que el clima mejorara en Las Vegas para poder regresar”, explicó.

Y aseguró que no se está confiando demasiado frente a Roach.

“Cualquiera que esté allá arriba con guantes de ocho onzas pega”, dijo.

“No tira mucho, porque parece preparar bien sus golpes”, agregó Oquendo, un excontendor supergallo y pluma que cayó por decisión en diciembre de 2015 ante el argentino Jesús Cuéllar al disputar el cetro pluma de la AMB, su única oportunidad de título mundial hasta el momento.

“Pero nosotros hemos estado preparándonos muy bien para bloquear esos golpes y no me los conecte a mí”.

Oquendo ha conseguido tres triunfos en línea desde su derrota titular, incluyendo un impresionante nocaut en seis asaltos ante el cotizado José ‘Wonder Boy’ López en octubre pasado, para reencarrilar su carrera desde que se unió promocionalmente a la Miguel Cotto Promotions.

Bryan Pérez y Héctor Soto, vicepresidente de operaciones y promotor, respectivamente, de la compañía, deben llegar este miércoles a Las Vegas, dijo Oquendo por último.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*