Jokic va a hacer un ‘party’ en la pintura

Todo aquel que decida apostar gran suma de dinero en la serie entre los Nuggets y los Trail Blazers, es porque o es rico, o le gusta la adrenalina de lo impredecible.

A estas alturas, es sumamente difícil predecir cuál de los dos equipos está mejor preparado para el enfrentamiento, y más que eso, quién viene mas inyectado de adrenalina.

Los Nuggets ganaron un competitivo juego siete contra los Spurs por solo cuatro puntos para lograr su primer pase a la segunda ronda desde el 2009. La ventaja local fue vital para ganar la disputa donde la veteranía de los Spurs los convirtió en sucio difícil.

Portland por su parte, viene de dominar su serie frente al Thunder luego de un consenso universal antes del comienzo de la serie de que OKC era el favorito.

Su capitán Damian Lillard dio cátedra en su match up contra Westbrook, culminando con el manjar de 50 puntos y el canasto de la victoria en el quinto juego de la serie en Portland. La sensación es un grato contraste con el mal sabor del pasado año, cuando los Trail Blazers fueron barridos en la primera ronda contra los Pelicans a pesar de tener ventaja local.

Para los Nuggets, el enfrentamiento tiene rasgos de la primera ronda, siendo primordial la desventaja en experiencia, en especial en el perímetro. La alargada serie de primera ronda contra los Spurs puede convertirse en un necesitado fogueo de lo que está por venir.

Como era de esperarse, la batuta de Denver estuvo en la mano de su estelar centro Nikola Jokic, quien dominó la serie al son de 23 puntos, 12 rebotes, nueve asistencias y un robo de balón.

En la primera ronda, Jamal Murray fue fiel a su fama de inconsistente, dominando en las victorias y desapareciendo en las derrotas. Su enfrentamiento con Lillard va ser el mayor reto en su corta carrera. Es muy probable que la tarea recaiga en mejores jugadores defensivos, como Gary Harris y Monte Morris.

La mayor debilidad de Portland es en la pintura desde que perdieron a Jusuf Nurkic en una aterradora lesión semanas antes de comenzar la postemporada. Su suplente, Enes Kanter, es estadísticamente el peor jugador defensivo en la liga, y su participación está en duda luego de una lesión de hombro en la primera ronda contra OKC. El resto de las opciones, Zach Collins y Meyers Leonard, no le inspiran miedo a nadie.

Sin embargo, a Portland los carga el dúo de Lillard y C.J. McCollum, quienes hicieron pedazos la defensa del Thunder, promediando en conjunto 57 puntos, 10 asistencias y nueve rebotes, tirando 45 por ciento de campo, 37 de la línea de tres y 89 por ciento del tiro libre. Los jugadores de reparto como Al-Farouq Aminu y Mo Harkless entienden sus roles a perfección y los ejecutan en ambos lados de la cancha.

La cuantiosa ventaja en experiencia de los Trail Blazers debe hacer de esta una serie interesante, pero la ventaja local de los Nuggets y la debilidad en la pintura es muy perjudicial cuando van contra un centro de ese calibre. El Joker va a hacer fiesta. Nuggets en 7.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*