Imponente la reacción de las Llaneras

Cuando parecía que la serie iba a volcarse a favor de las Changas de Naranjito, que habían ganado los últimos dos partidos en sets consecutivos, las Llaneras de Toa Baja reaccionaron en la noche del domingo y tuvieron la que posiblemente haya sido su victoria más importante de la temporada al imponerse en tres parciales y nivelar 2-2 la semifinal A de la Liga Femenina.

“Esperábamos una reacción, aunque quizás no de esta magnitud”, dijo luego del partido que finalizó 25-17, 25-21 y 25-20 en la Antonio R. Barceló de Toa Baja, Abdel Otero, asistente del dirigente Ramón ‘Monchito’ Hernández.

“El sábado tuvimos una práctica muy buena, a pesar del back to back (los juegos consecutivos jueves y viernes), y el equipo tuvo una cena en la misma cancha ofrecida por uno de los auspiciadores”.

Toa Baja celebra un punto durante su monumental desempeño del domingo. [foto Laura Mojica]

“A las jugadoras se les recalcó la importancia especial que tenía este juego, ya que posiblemente iba a ser el más crucial de toda la temporada porque, de perderlo, íbamos a caer abajo 3-1 para jugar en Naranjito, y ellas lo entendieron”.

En efecto, las Llaneras, que habían cometido 12 errores en el tercer set del tercer partido, esta vez redujeron considerablemente sus fallas y recuperaron una de sus armas principales, el bloqueo, al superar 10-2 a Naranjito en ese renglón.

“Y tuvimos un juego grande de las dos esquinas, Ania (Ruiz) y Kanisha (Jiménez), que habían desaparecido un poco en los dos juegos anteriores”, agregó Otero.

“Ellas están conscientes de que tienen que producir para que el equipo gane”.

Ania anotó siete puntos, todos en ataques y muchos en momentos cruciales, y la novata Jiménez contribuyó 12, 11 de ellos en ataques, para igualar con Dulce María Téllez como la segunda mejor anotadora del equipo, detrás de los 15 puntos de Génesis Collazo.

“Yo estoy consciente de que como esquina soy muy importante”, dijo la novata Kanisha, quien es precisamente la única jugadora natural de Toa Baja en el equipo, “y que tengo muchas responsabilidades: anotar, bloquear, defender…”.

Ania Ruiz y Dulce María Téllez logran detener este intento ofensivo de las Changas. [foto Laura Mojica]

“Para ser útil, tengo que hacer bien por lo menos dos de esas facetas y hoy, aunque no tuve el servicio, sí estaba metiendo la bola”.

“Pero para ser sincera, aunque estábamos confiadas, no esperábamos este tipo de victoria”, dijo, “porque Naranjito es tremendo equipo, un equipo que tiene muchas jugadoras que han tenido experiencia internacional”.

“Tal vez esta no fue su noche, pero nosotros siempre nos preparamos para jugar contra la mejor versión del otro equipo”.

Naranjito, que estuvo liderado por los 13 puntos de Andrea Rangel, sufrió apenas su segunda derrota en tres parciales en toda la temporada… y la primera, en Mayagüez, había sido cuando había descansado a Rangel y a otras estelares a finales de la temporada regular.

“Yo sí esperaba esta reacción”, dijo el ingeniero Marcos Martínez, apoderado de las Llaneras, “porque tuvimos una buena práctica y vi una actitud muy positiva, aparte de que desde el primer momento, cuando empezamos a confeccionar este equipo, me pareció que cuadrábamos mejor contra Naranjito que contra Caguas”.

Luego de superar un reto más ante Naranjito, ahora Martínez y las Llaneras encaran uno adicional este lunes en la tarde cuando se celebre en la Federación una vista donde se evaluará la posibilidad de aplicarle al dirigente Hernández una multa y una suspensión por un  partido.

Génesis Collazo va casi hasta el techo para rematar. [foto Laura Mojica]

Según Martínez, el apoderado de Naranjito (Jorge Dávila) radicó esa  petición al argumentar que Hernández supuestamente agredió a un árbitro porque lo tocó en el primer juego de la serie, cuando Toa Baja se impuso en cinco sets en Naranjito.

“Pero ni el árbitro puso nada en su informe ni tampoco el supervisor”, dijo Martínez. “Lo que sucedió fue que el árbitro se acercó al área donde estaban las jugadoras de reserva y, como estaba dándole la espalda, Monchito lo tocó por la espalda para que supiera que quería hablar con él y hubiera un diálogo, lo que nunca se dio”.

“No hubo tal agresión”.

El quinto juego de la serie se celebrará el martes en Naranjito y el sexto el miércoles en Toa Baja.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*