“Es una pelea muy pareja”

El entrenador Rudy Hernández cree que el boricua Christopher ‘Pitufo’ Díaz se encamina a una pelea sumamente difícil este sábado cuando se enfrente en el Madison Square Garden al invicto prospecto norteamericano Shakur Stevenson, pero que de todos modos cuenta con buenas probabilidades de victoria.

“Es una pelea muy pareja”, dijo el californiano Hernández, hermano del fenecido excampeón Gernado ‘Chicanito’ Hernández.

Rudy se encuentra entrenando en Los Angeles al japonés Masayuki Ito, quien defenderá el 25 de mayo en Kissimmee ante el norteamericano Jamel Herring el cetro junior ligero de la OMB que conquistó cuando derrotó por decisión a Pitufo el 28 de julio del año pasado en esa misma ciudad al disputar el cetro vacante, pero está consciente del compromiso que tiene el boricua, con marca de 24-1 y 16 nocauts y 24 años de edad, que lleva cerca de tres meses entrenando en el gimnasio Wild Card de Freddie Roach en Los Angeles.

“Yo le deseo lo mejor”, dijo, “porque me gustó mucho su estilo como peleador y de persona”.

“Y por lo menos va a estar muy bien preparado, aunque en modo alguno estoy cuestionando a los que antes estaban con él”, agregó.

“Además, creo que le conviene haber bajado a las 126 libras”.

De 21 años de edad, el zurdo Stevenson, sin embargo, es considerado un prospecto de primer orden y una de las grandes esperanzas de la empresa Top Rank, de Bob Arum, a la que también está ligado el boricua.

“Es olímpico (de 2016), y para mí un boxeador que llega a las Olimpiadas ya tiene un calibre de otro nivel y hasta debería debutar como profesional peleando a ocho o 10 asaltos”, continuó.

“Bien es verdad que Shakur ha lucido impresionante en sus peleas hasta ahora”, continuó, “pero también es verdad es que hasta ahora no se ha enfrentado a alguien de la calidad de Pitufo”.

“Así que… vamos a ver. Me parece una pelea muy pareja”.

Ito, con marca de 25-1-1 y 13 nocauts, estará haciendo su segunda defensa ante Herring, de 33 años y marca de 19-2 y 10 nocauts, ligado a la Top Rank, también zurdo (como Stevenson) y también olímpico, pero de 2012.

“De ningún modo estamos confiándonos y sabemos que es una pelea muy dura para nosotros”, dijo Hernández, “pero cuando se es campeón ya no se pueden estar escogiendo los oponentes”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*