La Confederación Puertorriqueña de Voleibol (COPUVO), liga de voleibol femenino que tradicionalmente sirve de taller para numerosas jugadoras de Superior, tendrá este sábado una importante reunión en la que deben decidirse algunos de los pormenores de su próxima temporada.

“Están invitados todos los que quieran, tanto los apoderados anteriores como a los que quieran entrar a la Liga”, dijo su presidente, Juan ‘Pipe’ Ramos, sobre la reunión que se celebrará a la 1 p.m. en las oficinas en el Barrio Caimito del ingeniero Marcos Martínez, apoderado de las Llaneras de Toa Baja tanto en COPUVO como en la Liga Superior.

“Esperamos comenzar nuestra próxima temporada, que nuevamente va a ser de 10 juegos en la temporada regular, para fines de agosto”, agregó Ramos, “pero en la reunión deberemos decidir la fecha oficial”.

El organismo que en su pasado torneo contó con 12 franquicias, este año espera contar con más de 30.

“Ya están regresando muchos de los pueblos que no habían podido jugar por quedarse sin canchas después del huracán María”, explicó.

“De hecho, por primera vez vamos a tener dos divisiones, A y B”, agregó. “En una, con unos 18 equipos, jugarán los equipos que tengan jugadoras de Superior, y en la B, esperamos que más o menos con la misma cantidad de equipos, jueguen solo muchachas nuevas, que no hayan jugado en Superior”.

Las Llaneras ganaron el campeonato del pasado torneo, contando con cuatro de las jugadoras que actualmente están en el equipo que compite en las semifinales de la Liga Superior: Dulce María Téllez, Nayka Benítez, Kanisha Jiménez y Jissyan Gesualdo más, entre otras, Legna Hernández, estelar jugadora de las Changas de Naranjito en Superior.

“Legna también estuvo en la temporada anterior con Humacao cuando ganaron el campeonato”, dijo Ramos finalmente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*